“Proporcionar información

consistente, basada

en la evidencia, expresada

con lenguaje claro y de fácil

comprensión sin perder con

ello un ápice de rigor científico”

es el objetivo de una guía

presentada por el Secretario

General de Sanidad”, José

Martinez Olmos, y la Delegada

del Gobierno para el “Plan Nacional

sobre Drogas, Carmen

Moya, que pretende mejorar

los conocimientos que sobre

estas sustancias tienen los ciudadanos

y sobre todo “destruir

mitos y creencias erróneas”.

Sanidad ha editado un total

de cuatro millones de ejemplares

que serán distribuidos por

toda la geografía nacional de

manera gratuita, con la intención

de “familiarizar a la población

con un asunto que es de

todos” y ayudar a padres, madres

y formadores a entender

cómo se produce el fenómeno,

según ha destacado el Secretario

General de Sanidad. Además

es otro objetivo prioritario ofrecer

a los jóvenes y adultos que

consumen estas sustancias información

precisa “para que sean

conscientes de los riesgos que

corren al tomarlas”.

La Guía está ya disponible

en farmacias, gasolineras y tiendas

de Repsol YPF, oficinas de

correos, grandes superficies, cines,

universidades, colegios,

centros de atención a drogodependientes,

asociaciones de padres

y madres, y consejerías

autonómicas con responsabilidad

en materia de drogas. En su

distribución colaboran 17 instituciones,

entre empresas, entidades

sociales y organizaciones

no gubernamentales, entre las

que se encuentra el Grupo editorial

SANED, que repartirá un

total de 600.000 ejemplares entre

12.000 oficinas de farmacia

de toda España. El libro se distribuirá

con los números 50 y 52

de EL PERIÓDICO DE LA FARMACIA,

correspondientes a la

segunda quincena de febrero y

a la segunda de marzo.

La tirada de cuatro millones

“supone un gran esfuerzo”

y, en este sentido, ha destacado

Martínez Olmos la importancia

que tiene la colaboración

de las entidades que van

ayudar a su difusión.

Según ha comentado, en

los últimos años se han intensificado

los esfuerzos en la planificación

y en la ejecución de

medidas para hacer frente al

fenómeno de las drogodependencias,

“intentando invertir

las tendencias”. Así, ha recordado

los datos de la última encuesta

escolar, que han

puesto de manifiesto que

se ha roto la pauta creciente

en el consumo de

la mayoría de las sustancias,

pero sobre todo en

cannabis y cocaína. Para

alcohol y tabaco, las prevalencias

de consumo

han descendido incluso

por debajo de las registradas

en 1994.

Capítulos

y apartados

La Guía se centra en el

tabaco, el alcohol, el cannabis,

la cocaína, la heroína

y las drogas de síntesis,

dedicando a cada una de

ellas capítulos separados. Para

todas, el texto informa sobre

su origen, su composición,

formas de consumo y

de presentación, mecanismos

de acción, sus efectos, sus

riesgos y las consecuencias

que su uso tiene sobre la salud

tanto a corto como a largo

plazo.

Cada capítulo se cierra

con un apartado en el que se

desmienten los mitos y falsas

creencias que corren sobre estas

drogas, contraponiendo la

realidad a cada uno de ellos.

Además incluye un apartado

con pautas preventivas.

El texto se completa con

las más recientes líneas de estudio

y evidencias científicas, y

se cierra con una relación sobre

aquellos lugares a los que

los ciudadanos pueden acudir

en su comunidad autónoma

para informarse, con direcciones

postales, electrónicas y teléfonos.