Investigadores de la Universidad de Londres, en Reino Unido, aseguran que el peso corporal de los padres tiene una gran influencia en el peso corporal de sus hijos, después de haber observado que los niños cuyos padres son delgados tienen tres veces más probabilidades de serlo, en comparación con aquéllos cuyos padres son obesos.

El estudio, publicado en el último número de la revista Archives of Pediatrics and Adolescent Medicine, se llevó a cabo durante cinco años e incluyó a más de 7.000 familias británicas, de las que se registró la altura y peso corporal de los padres y de hasta dos de sus hijos.

El análisis del índice de masa corporal (IMC) mostró que cuando el peso de ambos padres estaba dentro de la mitad más baja del rango ideal (entre 18,5 y 24,9), había un 16,2 por ciento de posibilidades de que sus hijos fueran delgados.

En cambio, cuando el IMC de los padres estaba en la mitad superior del rango ideal, esa cifra disminuía a un 7,8 por ciento. Asimismo, cuando ambos padres tenían sobrepeso la probabilidad de hijos delgados era de sólo 5,3 por ciento, y de sólo un 2,5 por ciento cuando los padres eran obesos.

El estudio mostró también que, de los 7.078 niños y adolescentes que participaron en la investigación, sólo 402 (5,7 por ciento) fueron clasificados como delgados y con posibilidad de tener un IMC menor a 18,5 de adultos.

Aunque la nueva investigación no estudió la genética de las familias, los resultados sugieren que la delgadez también podría ser heredada de la misma forma como se hereda la obesidad.

Tal como señala la profesora Jane Wardle, experta en Epidemiología y Salud Pública de la Universidad de Londres, los padres a menudo se muestran preocupados si su hijo es delgado, pero esto podría deberse a los genes. “Podríamos pensar que los genes relacionados con el peso corporal tienen un alelo de la delgadez y un alelo de la obesidad”, asegura, , recordando que “es probable que los padres más delgados tengan más alelos de la delgadez, lo cual incrementa la probabilidad de que los hereden a sus hijos”.