La presión arterial alta no controlada puede originar graves consecuencias para nuestra salud. Entre ellas, discapacidad, una mala calidad de vida o incluso un ataque cardíaco o un accidente cerebrovascular fatal. Por ello, Medtronic, empresa líder en dispositivos médicos, revindica la importancia de la salud arterial, destacando el papel de la denervación renal como solución innovadora.

La hipertensión es una afección común que sufren más de 15 millones de personas en España, de las cuales, un porcentaje significativo no puede tratarse con medicación. En nuestro país, del total de población mayor de 18 años, casi el 43% sufre de hipertensión, aunque solo dos tercios están diagnosticados. De estos, alrededor de 660.000 personas (cerca de un 7%) sufren hipertensión resistente. Esta cifra constituye un reto diagnóstico y terapéutico para el profesional sanitario.

Denervación renal como tratamiento

La denervación renal es un tratamiento indicado para aquellas personas que sufren de hipertensión arterial resistente, quienes no pueden controlar su tensión con medicación. Esta técnica mínimamente invasiva consiste en introducir un catéter que aplica radiofrecuencia de baja intensidad en las arterias renales. El objetivo es realizar ablaciones de las terminaciones nerviosas simpáticas ubicadas en estas arterias. De esta manera, se inhibe el sistema nervioso simpático, posible causante de la hipertensión.

Según el último registro de práctica clínica habitual “Global Symplicity Registry”, que analizó a 3.000 pacientes con hipertensión no controlada (HTA) y otras comorbilidades típicas de los pacientes con HTA (enfermedad renal crónica, diabetes), la denervación renal se asoció con reducciones de la presión arterial clínicamente significativas y sostenidas en una población de pacientes hipertensos durante tres años. Por lo que desde Medtronic señalan que la técnica proporciona un descenso continuado de la presión arterial incluso en ‘periodos de alto riesgo’.

La importancia de la detección precoz

Otro de los problemas que preocupan a los expertos es la falta de diagnóstico entre la población que sufre la enfermedad y que lo desconoce. De los 15.646.605 de personas hipertensas en España, se estima que solo el 62,6% han sido diagnosticadas (9.794.775). Ello que supone que casi seis millones de hipertensos no saben que padecen esta enfermedad.

Desde Medtronic manifiestan su compromiso con la salud de las personas que padecen hipertensión. “En especial, con aquellos que no logran controlarla con medicación. Nuestro compromiso con la creación de una solución mínimamente invasiva se hace patente en nuestra creciente evidencia clínica como parte del Programa Clínico Global Symplicity, donde se ha demostrado que la denervación renal puede ser una alternativa terapéutica eficaz y segura para este sector de la población”, ha recalcado Rubén Arrizabalaga, responsable de la unidad de Coronario y Denervación Renal de Medtronic en España y Portugal.