La escabiosis, las lesiones cutáneas de la viruela del mono, las manifestaciones dermatológicas de las vacunas COVID-19… La Dermatología está en auge. En los últimos meses no ha parado de aumentar la incidencia de enfermedades emergentes que afectan a la piel. También ha habido campañas para recalcar la importancia que tiene cuidar este órgano y prevenir y diagnosticar pronto enfermedades como el melanoma, el cáncer de piel más agresivo.

Sobre todo ello van a hablar más de 300 ponentes ante los más de 2.000 asistentes que estarán Málaga en el 49º Congreso de la AEDV (la Academia Española de Dermatología y Venereología). El evento se celebra del 1 al 4 de junio y ha recibido más de 600 comunicaciones científicas.

Entre los temas del programa se proponen los últimos avances en melanoma y otros tumores cutáneosel aumento de los casos de sarna en España, o las nuevas aplicaciones de la Inteligencia Artificial frente a las enfermedades de la piel. Sesiones que demostrarán el liderazgo de esta especialidad.

"La Dermatología española vive un magnífico momento", ha asegurado Pedro Jaén, presidente de la AEDV. Esto, ha señalado, se debe a muchos motivos: los avances en la Medicina y Tecnología, el aumento de la cartera de servicios, la labor que ejercen los dermatólogos… Cuestiones que hacen que cada año sea la especialidad favorita para los futuros MIR. O, dicho de otra forma, la primera en agotarse. 

Más casos de escabiosis

Los dermatólogos también han liderado investigaciones sobre la COVID-19. Uno de esos trabajos ha sido sobre las lesiones cutáneas asociadas a las vacunas. Se presentará en el congreso, tal y como ha explicado Yolanda Gilaberte, vicepresidenta de la AEDV. 

La dermatóloga ha hecho hincapié en el "incremento exponencial" de brotes de escabiosis, también conocido como sarna. Se han producido, sobre todo, a raíz de los confinamientos. La convivencia de las familias complicó acabar con los brotes, aunque también dudan de si estos ácaros se están volviendo más resistentes a los tratamientos. Para conocer mejor el panorama, los dermatólogos asistentes rellenarán unos cuestionarios que sirvan para llegar a conclusiones sobre este problema emergente.

También ha señalado que están viendo tumores en la piel más avanzados que antes de la pandemia y que se han duplicado los casos de ITS. Sobre enfermedades en auge, ha señalado que estos especialistas son fundamentales en el contexto dermatológico de la viruela del mono.

Un Código Ético propio 

Otro de los puntos importantes de este congreso es la presentación de su Código Ético propio, "adaptado a los máximos estándares del momento", pero elaborado con el objetivo de que "pueda ser cumplido". Lo ha explicado Jorge Soto, director de la Fundación Piel Sana de la AEDV, quien ha señalado que este código se debe a los cambios normativos y en las relaciones con sus interlocutores (especialmente la industria farmacéutica). 

El Código incluye "requisitos a cumplir en las guías de práctica clínica, en la organización y financiación de las actividades formativas, en la captación y asignación de fondos, relaciones con la industria, conflictos de interés, etc. Todo dirigido a mantener el máximo rigor y transparencia en sus actividades", ha añadido. 

El documento es “una muestra del compromiso de la AEDV y de la Fundación Piel Sana con la sociedad, una garantía de que su comportamiento y su gobierno seguirán siempre los más altos estándares éticos", los mayores índices de calidad y de respeto a la actividad científica. Si todo va como lo esperado, lo aprobarán en este congreso en Málaga

La piel no es una moda

Tener una piel sana y bonita es fundamental para la población. Pero “La piel no es moda”, como reza la campaña que han lanzado desde la AEDV y a la que se ha referido Leandro Martínez, presidente del 49º Congreso Nacional de la AEDV.

Esta campaña imita a la publicidad de una línea de complementos. Por ejemplo, está el bolso carcinoma o los zapatos acné. La ‘piel’ de ambos imitan a la de las personas con estos problemas para concienciar a la población de la importancia de cuidarla y tratarla. También de que diagnosticar las afecciones cutáneas es esencial para la salud.

“Hemos querido poner de manifiesto que nacemos con una piel, una sola para toda la vida. No es un complemento que podamos cambiar, sino uno de los órganos más importantes, y su cuidado no solo tiene relevancia estética”, ha concluido Martínez.