E.P.- Investigadores del Instituto Whitehead de Investigaciones Biomédicas (EE.UU.), han descubierto una forma de identificar mutaciones genéticas que podrían causar resistencia a medicamentos anticancerígenos, incluso antes de que los pacientes se sometan al tratamiento, un hallazgo que permitirá a los científicos controlar los problemas de resistencia a la medicación antes de que se produzcan.

Los autores del nuevo trabajo, publicado en la última edición de la revista Cell desarrollaron un detector que identifica mutaciones en pacientes con leucemia mieloide crónica que los hacen resistentes a un medicamentos anticancerígeno que se dirige a la proteína producida por BCR/ABL, el gen que causa esta extraña forma de leucemia.

En sus experimentos, los científicos emplearon métodos de ADN recombinante para mutar al azar el gen BCR/ABL a fin de imitar las variaciones potenciales que podrían hallarse en los pacientes con leucemia mieloide crónica.

Los genes mutados se transfirieron después en millones de células de la sangre de ratones que se expusieron a dicho fármaco. Mientras que la mayoría de las células sucumbieron a la medicación, algunas células con variaciones específicas sobrevivieron. Esas células fueron analizadas y sus genes fueron secuenciados por los autores del estudio.

El análisis reveló quince mutaciones que se habían relacionado previamente con la resistencia al medicamento, y otras 97 que hasta ahora no se habían relacionado con esta resistencia.