En un nuevo análisis, que incluyó a más de nueve millones de personas del Departamento de Defensa de los Estados Unidos, las tasas de Staphylococcus aureus resistente a la meticilina (SARM), se redujeron entre 2005 y 2010. El estudio ha sido publicado en JAMA.

La magnitud de las infecciones invasivas por SARM, así como la aparición de las infecciones neonatales por SARM, en los Estados Unidos, está bien documentada, de acuerdo a la información de respaldo del artículo. Además, según el estudio, la aparición de infecciones neonatales por SARM en la población civil de los EE.UU., y las infecciones de la piel y tejidos blandos (SSTIs), se han convertido en una prioridad importante de salud pública para los militares de Estados Unidos.

Michael L. Landrum, del San Antonio Military Medical Center, en Fort Sam Houston (Texas), y sus colaboradores, realizaron un estudio para examinar las tasas de incidencia de SARM comunitario y hospitalario, y de SSTIs, en una gran población compuesta por individuos de todas las edades, de todas las regiones de los Estados Unidos. El análisis consistió en un estudio observacional de los beneficiarios de TRICARE, desde enero de 2005 hasta diciembre de 2010.

Desde 2005 hasta 2010, se seleccionaron más de 9,2 millones de personas para el estudio. En el primer año de observación (2005), el 52 por ciento de los individuos en la población del estudio eran hombres, y el 84 por ciento eran personas jubiladas. Al inicio, la infección comunitaria representó 2.094 (un 79 por ciento) casos de SARM, y 79.801 (un 99 por ciento) de SSTIs, por S. aureus, la tasa de infección comunitaria  por SARM fue más alta para los mayores de 65 años, y mayor en hombres que en mujeres.

Los investigadores observaron que el índice de incidencia anual de infección por SARM, comunitaria y de hospital, se redujeron entre 2005 y 2010. Al mismo tiempo, la proporción de SSTIs, debido a la aparición de SARM, alcanzó el 62 por ciento en 2006, antes de disminuir cada año hasta alcanzar el 52 por ciento en 2010.

Estas observaciones, en conjunto, muestran una disminución en los índices de salud relacionados con la atención de las infecciones por SARM, y sugieren que pueden estar teniendo lugar cambios amplios en la epidemiología de las infecciones por S. aureus. No obstante, se necesitan estudios adicionales para determinar si estas tendencias continuarán, para confirmar que los métodos de prevención son más eficaces, y para comprender en qué medida pueden estar contribuyendo otros factores