E.P:- Los autores de un nuevo estudio, publicado esta semana en la última edición de la revista The Lancet (Lancet 2003; 361: 909-17), describen un modelo potencial para el diagnóstico de la demencia en los países en desarrollo. Las estimaciones apuntan a que tres cuartas partes de la población mundial, de más de 60 años de edad, vivirá en los países en desarrollo en el año 2025.

Los métodos de diagnóstico de la demencia en lugares menos desarrollados es, por ello, importante, especialmente a medida que los tests convencionales de la demencia se basan en normas occidentales, para personas con un estatus educativo relativamente alto.

Los autores del presente trabajo, pertenecientes al Instituto de Psiquiatría de Londres (Reino Unido), proponen el uso de un algoritmo testado sobre el terreno para el diagnóstico de la demencia en la mayor parte de los países con menos recursos.

Según ellos, el algoritmo derivado de los actuales criterios diagnósticos reconocidos y métodos de testado ajustados a las condiciones culturales y sociales de cada lugar, ha pronosticado un 94 por ciento de los casos de demencia en su estudio de alrededor de 3.000 personas de 25 centros en países menos desarrollados.