Un equipo de investigadores españoles ha demostrado que el paracetamol, combinado con determinados fármacos serotoninérgicos (compuestos no opiáceos que actúan sobre los receptores de la serotonina) triplica su potencia analgésica. Las conclusiones de los científicos, dirigidos por el catedrático de Farmacología de la Universidad de Cádiz, Juan Antonio Micó, acaban de ser publicadas en el número de marzo de la revista "Anesthesiology", una de la más prestigiosas en el campo del dolor.

La investigación, llevada a cabo en ratas, demostró que manipulando farmacológicamente los receptores específicos de la serotonina (un neurotransmisor), los resultados analgésicos del paracetamol se potenciaban. Al mismo tiempo se comprobó que disminuían los efectos adversos que producía al combinarlo con otros compuestos, ya que el paracetamol suele administrarse asociado a la codeína, cafeína o antihistamínicos, pero es la primera vez que se combina con fármacos que actúan sobre los receptores serotoninérgicos.

Para Juan Antonio Micó "esta combinación puede ser una nueva estrategia analgésica en el futuro, ya que se pueden crear fármacos completamente nuevos y más baratos. De hecho, ya existen empresas farmacéuticas interesadas en integrarlo en sus proyectos de I+D".

Este trabajo pudo realizarse gracias a una beca predoctoral otorgada por el Instituto UPSA del Dolor y a la participación de la Universidad Carlos III. Aranzazu Roca, una de las investigadoras del equipo, asegura que este apoyo ha sido crucial. "Esta beca ha sido imprescindible para iniciarme en la investigación, y me ha permitido no sólo realizar un estudio científico serio, sino también conseguir publicarlo en una prestigiosa revista científica, que es la meta de cualquier investigador", señaló. Este año el Instituto ha becado dos nuevos proyectos y ha renovado por un año adicional dos becas anteriores.