La hipertensión arterial acelera la aterosclerosis. Pero hasta ahora no se conocía el mecanismo detrás de la relación entre la hipertensión arterial y la aterosclerosis. De hecho, los antihipertensivos se usan de forma rutinaria para prevenir el desarrollo de aterosclerosis y las enfermedades cardíacas. Ahora, investigadores del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC) y la Universidad de Aarhus (Dinamarca), demuestran el mecanismo.

El estudio está publicado en The Journal of the American College of Cardiology (JACC). En el mismo, se establece que la hipertensión arterial altera la estructura de las arterias. Esto  provoca una mayor acumulación de colesterol LDL y un desarrollo más rápido de la aterosclerosis.

Relación entre la hipertensión arterial y la aterosclerosis

Para demostrar la relación entre la hipertensión arterial y la aterosclerosis utilizaron un modelo de minicerdos modificados genéticamente. Estos tenían niveles altos de colesterol en sangre y desarrollaonn aterosclerosis. Cabe recordar que los minicerdos tienen arterias cuya estructura es muy similar a las del hombre. Así, al igual que los humanos, desarrollan aterosclerosis en el corazón cuando se exponen a niveles altos de colesterol en sangre.

En primer lugar los investigadores manipularon la tensión arterial en los animales y analizaron los efectos sobre las arterias del corazón. De esta forma encontraron que la presión directa sobre las arterias produce cambios estructurales que facilitan el desarrollo de la aterosclerosis. Los investigadores concretan en el trabajo que las arterias se vuelven más densas. En concreto estas permiten un menor paso de moléculas de la sangre, incluyendo las partículas de LDL que transportan el colesterol. Estas terminan acumulándose en la capa más interna de las arterias, donde promueven el desarrollo de la aterosclerosis.

Gracias a que el desarrollo de las primeras etapas de la enfermedad es asintomático, como ocurre en los humanos, estos experimentos se pueden llevar a cabo en minicerdos manteniendo los estándares de bienestar animal.