el nuevo coronavirus está mutando de forma "bastante lenta", en comparación con otros virus