Un nuevo objetivo farmacológico, la proteína llamada PPP1R1B, detiene la metástasis del cáncer de páncreas cuando se inhibe en modelos experimentales, según publican científicos del Instituto Sanford Burnham Prebys Medical Discovery, en Estados Unidos en la revista ‘Gastroenterology’.

“Nuestro estudio revela una proteína, llamada PPP1R1B, que es completamente nueva para los investigadores del cáncer de páncreas y que impulsa la metástasis tumoral, la razón principal por la cual el cáncer es tan letal“y podría convertirse en objetivo farmacológico, explica Anindya Bagchi, profesor asociado en el Programa de iniciación y mantenimiento de tumores en el Sanford Burnham Prebys y autor principal del estudio.

“Con estos datos podemos iniciar exámenes de fármacos que identifiquen un inhibidor de PPP1R1B, que, si tiene éxito, puede ayudar a más personas a sobrevivir al cáncer de páncreas”, adelanta.

El cáncer de páncreas es uno de los más mortales: menos del 10% de las personas que lo padecen siguen con vida cinco años después. El tumor es difícil de detectar porque los síntomas a menudo no aparecen hasta que la enfermedad ya ha hecho metástasis. Sin embargo, si el tumor está contenido en el páncreas, la tasa de supervivencia a cinco años aumenta a casi el 40%, según la Sociedad Estadounidense del Cáncer.

 

Cancer e hipoxia

En el estudio, los científicos se propusieron comprender cómo el cáncer de páncreas responde a la hipoxia. Los investigadores en cáncer se han preguntado durante mucho tiempo cómo el cáncer de páncreas puede prosperar en un entorno tan hostil, y han especulado que una mayor producción de factor  inducible por hipoxia 1 alfa (HIF1A), un gen desencadenado por la carencia de oxigeno, puede estimular el crecimiento del tumor.

Se está explorando como objetivo farmacológico medicamentos que inhiben el HIF1A para muchos cánceres hipóxicos, pero hasta ahora el papel de la proteína en el cáncer de páncreas no estaba claro, lo que representa un obstáculo para los ensayos clínicos que evalúan los medicamentos potencialmente prometedores.

Como primer paso, los científicos crearon modelos experimentales con tumores pancreáticos que no producen HIF1A. Esperaban que eliminar esta proteína sería beneficioso y permitiría liberarse del cáncer. Sin embargo, para su sorpresa, el modelo estudiado presentaba tumores más agresivos, con más invasión de órganos cercanos, metástasis más grandes y tiempos de supervivencia más cortos.

“Nuestra hipótesis original era que si eliminamos HIF1A, un supuesto impulsor de la supervivencia del tumor, el crecimiento debería retrasarse o deberíamos curar el cáncer –recuerda Bagchi–. En cambio, obtuvimos exactamente los resultados opuestos. Cuando vimos esto, supimos que podríamos haber tocado algo realmente interesante, y necesitábamos precisar exactamente por qué estamos viendo este efecto”.

Nuevo objetivo farmacológico

Profundizando, los científicos descubrieron que se habían aumentado los niveles de una proteína llamada PPP1R1B. Cuando eliminaron el gen que codifica esta proteína, disminuyeron las metástasis, lo que sugiere que un medicamento que inhibe la proteína detendría la propagación del cáncer de páncreas.

“Nuestros datos también mostraron que las muestras tumorales de personas con cáncer de páncreas metastásico habían aumentado los niveles de PPP1R1B, lo que agrega más evidencia de que la proteína tiene potencial terapéutico”, dice Ashutosh Tiwari, investigador en el laboratorio Bagchi en Sanford Burnham Prebys y coautor principal del estudio.

“También se han encontrado niveles elevados de PPP1R1B en los cánceres de colon, pulmón y próstata, y también se pueden observar en otros tumores hipóxicos, por lo que un inhibidor puede tener beneficios más allá del cáncer de páncreas”, esperan.

Ahora los científicos con este objetivo farmacológico, planean iniciar exámenes de fármacos que buscan identificar compuestos que inhiban PPP1R1B. Estas actividades se llevarán a cabo en el Centro Conrad Prebys de Genómica Química del Instituto, uno de los centros de descubrimiento de fármacos más avanzados del mundo sin fines de lucro.