La infrafinanciación y las desigualdades son los principales problemas que ha denunciado la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CC.OO (FSS-CC.OO) tras publicar su informe de los presupuestos sanitarios de las comunidades autónomas. Este sindicato ha solicitado “un acuerdo de financiación autonómica que permita incrementar los ingresos y que garantice la sostenibilidad del sistema”. “Hay un déficit importante entre lo que se presupuesta y lo que se gasta. El presupuesto (sanitario) de las CC.AA. supone un 5,8 por ciento del PIB, una cifra bastante inferior a lo que se ejecutaba antes de la crisis, cuando se llegó a alcanzar el 7,2 por ciento”, ha dicho Antonio Cabrera, secretario general de la Federación. Asimismo, ha lamentado “las diferencias abismales que existen entre comunidades autónomas, tanto en el gasto por habitante como en el porcentaje del PIB”.

“A pesar de todo, seguimos siendo la Sanidad europea más eficiente, algo que, sin duda, se debe a la participación activa de los profesionales del sistema sanitario público”, ha incidido Cabrera, quien también ha destacado “la recuperación del empleo”. “Poco a poco, los acuerdos que hemos suscrito en el ámbito de la Mesa General y, posteriormente, con las CC.AA., dan como resultado la recuperación progresiva, lenta todavía, de la pérdida de empleo que se produjo en el sector sanitario”.

También en el ámbito laboral ha destacado “un dato alarmante”, y es que el trabajo no se recupera igual en todos los colectivos, sino que “se sigue perdiendo empleo en el personal no sanitario, lo que obedece a una política de subcontratación de servicios y externalización”.

Euskadi y Extremadura marcan los límites

Entre las conclusiones del informe de CC.OO destaca que “de forma sistemática, los presupuestos sanitarios no cubren los gastos realizados por las CC.AA”. Entre 2010 y 2016 se observa que las comunidades se han gastado 31.000 millones de euros más de lo presupuestado. Los datos del informe, analizados por Pablo Caballero, secretario de Estudios e INGESA de la FSS-CC.OO, revelan también que 2017 fue el año con mayor gasto sanitario por persona (394 euros), que contrastan con los 343 euros de 2013. La horquilla en gasto medio abarca desde los 488 euros de Euskadi y los 301 de Extremadura. Asimismo, la renta media varía entre los 14.397 euros de Euskadi y los 8.250 de Extremadura.