Redacción.- La incorporación de nuevas especialidades y unidades médicas en el Complejo Hospitalario San Millán-San Pedro durante 2002 ha permitido reducir un 11,8 por ciento el número de desplazamientos de pacientes riojanos a centros hospitalarios de otras Comunidades Autónomas respecto a 2001. En concreto, la implantación en el Complejo Hospitalario San Millán-San Pedro de los servicios de Cirugía Vascular y Angiología, Radiología Intervencionista, Unidad del Dolor y Laboratorio de Genética y Biología Molecular ha evitado a los usuarios de estas especialidades, junto a los de la Unidad del Sueño, han sido que han propiciado esta reducción de traslado a hospitales de fuera de La Rioja, según ha informado la Consejería de Salud de dicha comunidad autonóma.

La mayor reducción, el 92,8 por ciento, se ha registrado en Angiología y Cirugía Vascular, dado que el pasado año sólo se derivaron 14 pacientes a otros centros hospitalarios, mientras que los últimos años una media de 195 pacientes salía cada año fuera de La Rioja para primeras consultas en esta especialidad. Asimismo, en Radiología Intervencionista se han reducido los desplazamientos de pacientes en torno al 41,7 por ciento. En concreto, en 2002 se derivaron 60 pacientes a otros centros hospitalarios, debido a que esta unidad se puso en marcha en marzo, cuando la media de los últimos años era de 103 desplazamientos anuales. En lo que se refiere a la Unidad del Sueño, se ha pasado de 152 desplazamientos en el año 2000 a tan sólo 6 durante 2002.