La diabetes, la enfermedad con mayor prevalencia en México y que es factor de riesgo en las principales causas de muerte como la enfermedad cardiovascular y enfermedad renal, además como la primera causa de amputaciones y la segunda a nivel mundial de ceguera. Esto y más se vivió en el  el XXX  Congreso Nacional de la Federación Mexicana de Diabetes, cuyo programa se dividió para el público científico, para educadores, cuidadores y pacientes en el WTC de la Ciudad de México.

Tratamiento insulínico no interfiere en riesgo vascular

Fue demostrado que el tratamiento insulínico no tiene ningún tipo de relación con el daño vascular, por el contrario, ayuda a mantener al paciente alejado de la hipoglucemia, no importa el tipo de insulina que se esté utilizando, ya que las últimas creaciones como Devote y Origin mantienen niveles estables.

Sin embargo, el Dr. Juan Antonio Peralta Calcáneo mencionó que es necesario el desarrollo de una insulina inteligente que pueda trabajar de la mano con el organismo, además que el médico debe personalizar el tratamiento de acuerdo con las metas y cuidados de cada paciente, pues se necesita observar las comorbilidades y terapias de otros especialistas.

Indispensable prevenir el daño ocular

El Edema Macular Diabético y las Cataratas son las principales causas de ceguera definitiva en México, ambas están relacionadas con la diabetes, tan sólo el 60 por ciento de los casos son de pacientes más de la mitad han dicho no ser orientados con respecto a la salud ocular una vez diagnosticados con diabetes.

El doctor Francisco Martínez Castro director regional IAPB Latinoamerica comentó que el 80 por ciento de los diabéticos y el 50 por ciento de los pacientes con hipertensión no cuentan con la información adecuada para el cuidado de sus ojos. Confirmó que se puede llamar discapacidad cuando el paciente no puede hacer una vida normal e independiente, para evitar estas complicaciones el paciente y la familia deben hacerse responsables del autocuidado.

Diagnóstico oportuno en la diabetes gestacional

En nuestro país viven 199 millones de mujeres con diabetes mellitus, esto hasta el año 2017 y se calcula que aumentará la cifra hasta 313 millones en el año 2040.

La doctora Esperanza Yañez Maldonado, ginecóloga y obstetra del Centro Médico Nacional S.XXI, mencionó que México ocupa el séptimo lugar a nivel mundial en diabetes. Durante el embarazo los casos detectados con niveles elevados en glucosa, el 90 por ciento son causados por diabetes gestacional y el resto por una diabetes preexistente no detectada.

La diabetes gestacional se suele observar si la gestante tiene un IMC de más de 25 e influye el grupo étnico, también haber tenido un embarazo previo con producto de más de 4 kilogramos al nacer. En cuanto al producto pudiera presentar anomalías congénitas además de ser propenso a la obesidad y a la propia diabetes.

El tamiz correspondiente para hacer las pruebas diagnósticas sólo deben realizarse entre la semana 24 a la 28 ya que sólo así se pueden identificar las proteínas necesarias para hacer la prueba, además hacerlo antes o después podría dar como resultado un falso negativo, además una vez que se toma el tamiz y la prueba es positiva deben hacerse estudios de confirmación como el CTOG, comentó el doctor Mauricio Gutiérrez Castañeda.

Cuidado del pie diabético

Entre otras cosas, los cuidados de la piel y la prevención de las heridas en las extremidades consideradas como pie diabético deben ser cuestiones primordiales ya que pueden prevenir amputaciones. Es deber del paciente y los cuidadores tomar el pulso de las extremidades y saber cuándo es necesario referir al paciente con el especialista angiólogo o neurólogo.

Cualquier herida que tarda en cicatrizar es una alerta para el paciente y debe ser tratada por el especialista cuanto antes, además se observar que no se debe realizar ninguna cirugía o procedimiento quirúrgico si el paciente carece de control en su glucosa o si el nivel es mayor o igual a 180 puntos de glucosa en sangre.