La diabetes afecta a 366 millones de personas en todo el mundo y mata a un paciente cada siete segundos, según los últimos datos sobre esta enfermedad, presentados en el último Congreso de la Asociación Europea para el Estudio de la Diabetes (EASD), que se celebra en Lisboa (Portugal).

Los diabéticos presentan un control inadecuado del azúcar en sangre, que puede llevar a la aparición de graves problemas de salud, como las enfermedades cardíacas o ictus, daños renales, del sistema nervioso y a la ceguera. Las muertes por esta enfermedad en todo el mundo rondan los 4,6 millones al año.

Las últimas cifras sobre la diabetes en el mundo hablan de esta enfermedad como de un “gran reto mundial” y subrayan la necesidad de que los gobiernos emprendan acciones urgentes en el encuentro que Naciones Unidas mantendrá proximamente, según los máximos expertos en este campo.

El encuentro a alto nivel que Naciones Unidas celebrará en Nueva Cork, el segundo que se centrará en una enfermedad tras la reunión para hablar de sida que se celebró en 2001, analizará las acciones a llevar a cabo para contrarrestar el creciente problema que representan las enfermedades no transmisibles, entre las que se incluye la diabetes.

La compañías de alimentación, bebida y tabaco están en la línea de fuego de los productos vinculados al cáncer, las enfermedades cardíacas y la diabetes. Sin embargo, los defensores de la salud temen que los políticos no fijen objetivos firmes o destinen fondos para luchar como se debe contra este problema.

La NCD Alliance, que agrupa a 2.000 organizaciones de salud de todo el mundo, defiende que, gastando 9.000 millones de dólares (unos 6.579 millones de euros) al año en controlar el tabaco, la publicidad sobre comida y los tratamientos básicos, se podrían impedir decenas de millones de muertes prematuras esta década.

Sin embargo, los gobiernos con problemas de liquidez han desaprovechado la posibilidad de captar fondos para luchar contra este problema, a pesar de que el coste de no actuar podría ser incluso mayor, pues los gastos anuales en cuidados médicos para los pacientes con diabetes rondan los 465.000 millones de dólares (unos 339.861 millones de euros).

Las nuevas cifras sobre la prevalencia y el coste de la diabetes se publicarán en la quinta edición del Atlas de la Diabetes, la guía sobre esta enfermedad de la Federación Internacional de la Diabetes.

La edición anterior, de octubre de 2009, situaba el número de pacientes con diabetes en los 285 millones para 2010. Sin embargo, un estudio publicado en Lancet ha situado esta cifra muy por encima de los 347 millones.

Según el presidente de la IDF, Jean Claude Mbanya, los datos del último Atlas de IDF son la prueba de que la diabetes es un gran reto mundial que no puede ser ignorado. “En 2011, una persona muere de diabetes cada siete segundos”, asevera.

Mbanya y el vicepresidente de EASD, Andrew Boulto, han reclamado más investigación para fortalecer los sistemas de salud de todo el mundo para manejar el problema de la diabetes.

Las ventas mundiales de fármacos contra la diabetes sumaron 35.000 millones de dólares (unos 25.581 millones de euros) el año pasado y podría alcanzar los 48.000 millones de dólares (unos 35.084 millones de euros) para 2015, según la empresa de estudios IMS Health, dado el aumento de la prevalencia y los tratamientos, especialmente en países como China, India, México y Brasil.