Según los resultados de una encuesta internacional presentados en el congreso científico anual del International Herpes Management Forum (IHMF), celebrado en París por el IHMF y la International Herpes Alliance (IHA), existen diversas necesidades y preocupaciones de los pacientes no resueltas en cuanto al tratamiento del herpes genital.

Los resultados de la encuesta, denominada INSIGHTS (IHMF/Novartis Pharma AG/IHA Genital Herpes Treatment Survey) indican que los métodos de diagnóstico, la satisfacción del paciente cuando se realiza el diagnóstico y el limitado uso del tratamiento supresor son asuntos claves. Los resultados se basaron en dos encuestas realizadas por 2.075 pacientes y 622 médicos de más de 90 países.

Las directrices del IHMF recomiendan que el diagnóstico de la infección por herpes genital se realice mediante una prueba directa, como el cultivo viral, además del examen visual. Una tercera parte de los pacientes que respondieron a la encuesta (34%) dijeron que su médico realizó el diagnóstico únicamente mediante examen visual.

"El diagnóstico de herpes genital puede resultar difícil porque muchos pacientes no presentan signos físicos ni síntomas de la infección," ha dicho el Dr. Lawrence Stanberry, catedrático de pediatría de la University of Texas Medical Branch en Galveston y miembro de la junta directiva del IHMF. "Esta encuesta refuerza la importancia de usar cultivos víricos y pruebas sanguíneas además del examen físico para realizar un diagnóstico lo más fiable posible."

En la encuesta, se consideró el grado de satisfacción del paciente con la experiencia global en el momento del diagnóstico inicial de herpes genital. En particular, sólo el 49% de los pacientes que respondieron se mostraron satisfechos con las respuestas y la atención recibida de su médico en cuanto a los síntomas físicos y sólo el 37% estaban satisfechos con la información sobre cuestiones emocionales. Hay que señalar que el 59% de los médicos encuestados dijeron que era importante el tratamiento de los síntomas psicológicos en los pacientes cuando se realiza el diagnóstico.

"El diagnóstico de herpes genital puede tener un impacto físico y psicológico muy importante sobre los pacientes y los médicos deben tratar todos los aspectos de la infección," ha dicho el Dr. David Patrick, profesor adjunto de Medicina en la University of British Columbia y miembro de la junta directiva del IHMF. "Las cuestiones reveladas por esta encuesta nos indican claramente la necesidad de avanzar y serán útiles para ayudar a los médicos a comprender mejor las creencias de los pacientes."

Los estudios indican que el tratamiento supresor (tratamiento diario, continuo) con antivíricos orales puede ayudar a reducir el número y la intensidad de los brotes. En la encuesta, menos de la tercera parte de los pacientes que respondieron (30%) dijeron que habían usado la medicación diariamente. Otro 21% de los pacientes comunicaron que no sabían que podían tomar el medicamento cada día para prevenir los brotes.