Investigadores de la Universidad de Houston (Estados Unidos) han desarrollado una nueva sonda para la detección en vivo de la forma oligomérica de la proteína amiloide-beta para el diagnóstico temprano del Alzheimer.

Los hallazgos se han publicado en la revista ‘Alzheimer’s and Dementia’ y el investigador principal, Tianfu Wu, ha explicado que han sintetizado una sonda de imágenes de fluorescencia de infrarrojo cercano para detectar la proteína amiloide-beta.

"Este trabajo es muy prometedor en el diagnóstico temprano de la enfermedad de Alzheimer y puede proporcionar una forma alternativa de prevenir e intervenir en la enfermedad de Alzheimer y otras amiloidosis", ha celebrado.

El experto ha comentado que uno de los impulsores de la patogénesis del Alzheimer es la producción de amiloide-beta oligomérico soluble, que podría servir potencialmente como un biomarcador de la patología.