El Ministerio de Sanidad, a

través de su Plan Nacional

sobre Sida (PNS), y las comunidades

autónomas, pondrán

en marcha un proyecto pionero

en Europa para fomentar el

diagnóstico precoz del VIH/sida

en España, que apuesta por

normalizar el uso del test del

VIH tanto entre población de

riesgo como la ciudadanía en

general, con medidas que van

desde facilitar la realización

del test en las farmacias hasta

el que sean los médicos de

Atención Primaria quienes lo

propongan.

Como ya informábamos

en el nº 69, esta iniciativa

arrancará este mes de febrero

como proyecto piloto en 20

farmacias del País Vasco a las

que se suman otras 20 de Cataluña.

En estos establecimientos,

escogidos por su cercanía

y fácil acceso al ciudadano,

quien lo desee se podrá someter

al test rápido del VIH, un

análisis que, con un ligero pinchazo

en el dedo, revela la

presencia del virus en unos 15

minutos con una fiabilidad del

99,7 por ciento. Los resultados,

aunque no definitivos,

pueden poner sobre aviso a

muchos que sin saberlo, podrían

estar infectados. Los test

serán gratuitos en Cataluña y

costarán cinco euros, el coste

del reactivo, en el País Vasco.

Según la secretaria del

PNS, Teresa Robledo, fomentar

el diagnóstico precoz es

una actuación prioritaria dentro

de la estrategia contra el sida

que desarrollará este año el

Ministerio de Sanidad, ya que

el 37,7 por ciento de los nuevos

casos de VIH que se detectan

en España son diagnósticos

tardíos, en los que el

paciente ya presenta un grado

severo de inmunodepresión y

puede morir por no haber sido

tratado a tiempo. “El perfil del

paciente al que se le diagnostica

tardíamente el VIH/sida es

el de un hombre de más de 40

años de edad, heterosexual,

con bajo nivel socioeconómico

y de estudios” y que suele pertenecer

“al de un inmigrante”,

ha señalado Robledo.

En 2007 se diagnosticaron

en España 1.345 nuevos casos

de sida y 3.500 nuevos infectados,

de los que el 50 por ciento

eran hombres y mujeres heterosexuales

que contrajeron el virus

por transmisión sexual, el 33

por ciento de hombres que

mantuvieron sexo con hombres

sin protección y el 12 por ciento

de trasmisión parenteral. Sin

embargo, la magnitud de la epidemia

podría ser mucho mayor,

llegando hasta los 150.000 infectados,

si se tiene en cuenta

que el 40 por ciento de las personas

diagnosticadas de sida en

2007 desconocían su situación

en el momento del diagnóstico.

Para Daniel Zulaika, Presidente

de SEISIDA y coordinador

del proyecto, “la idea es

ver cómo funciona esta iniciativa,

qué aceptación tiene, si

realmente sirve para concienciar

a los ciudadanos de los beneficios

y de la importancia de la

prueba y, si va bien, se ampliará

a otras comunidades”.