Redacción, Madrid.-La diálisis peritoneal supone un importante avance en el tratamiento de los pacientes con insuficiencia renal crónica, ya que aumentan su calidad de vida al ser un sistema autónomo y sencillo que los enfermos pueden llevar a cabo en su domicilio, a diferencia de la hemodiálisis (tratamiento que se realiza en hospitales o centros de diálisis especializados), según afirma la Sociedad Española de Nefrología (SEN).

Esta Sociedad reconoce ser consciente de la obligación que tiene de promocionar todas aquellas técnicas de diálisis que aporten una mejor calidad de vida a los pacientes con insuficiencia renal crónica, por ello garantiza que la diálisis peritoneal "ha demostrado eficacia en su función de sustitución de los riñones irreversiblemente enfermos, con una supervivencia de los pacientes igual o incluso superior a la hemodiálisis en los dos o tres primeros años", en palabras de uno de sus miembros, el doctor Francisco Coronel, médico adjunto de Nefrología, encargado de la Unidad de Diálisis Peritoneal del Hospital Clínico San Carlos de Madrid.

Según este experto, "antiguamente este sistema planteaba una serie de problemas como era la alta frecuencia de infecciones", "sin embargo "asegura- esta frecuencia ha disminuido considerablemente"

En los últimos años, a juicio del especialista, la diálisis peritoneal ha tenido un gran desarrollo técnico con la posibilidad para muchos pacientes de utilizar maquinas cicladoras automáticas de pequeño tamaño que les dializan por la noche mientras duermen, así como una disminución de las infecciones.

"No obstante, todavía hay algunos nefrólogos que están anclados en las experiencias de una diálisis peritoneal de hace diez años y hospitales en los que la este sistema no existe o solamente se utiliza de forma testimonial", en opinión del doctor Coronel.