Cada 29 de mayo se conmemora el Día de la Salud Mundial por la Salud Digestiva, cuyo objetivo es alertar a médicos y pacientes sobre enfermedades frecuentes y no tan frecuentes en el órgano digestivo. La diarrea representa una importante causa de morbilidad y mortalidad en los menores de 5 años a nivel mundial. En los años 80 y 90 en Asia, África y América Latina morían cada año 3.5 millones de niños menores de 5 años y ocurrían más de 1.000 millones de casos, aseguró la doctora Patricia Saltigeral Simental, infectóloga pediatra del Instituto Nacional de Pediatría.

La enfermedad diarreica aguda, a pesar de la investigación y tratamiento, aún no tiene una definición que sea universalmente aceptada, sin embargo, su principal característica es el aumento considerable en el número de evacuaciones, es decir, más de 3 en 24 horas puede ser un síntoma, además, el patrón puede ser variable por factores como la dieta, la edad, la época de año, las costumbres, etc.

Los factores infecciosos más frecuentes son el contacto directo de la saliva con la materia fecal y su digestión a través del contacto con manos sucias u objetos contaminados que son llevados a la boca, así como alimentos o agua contaminados que son ingeridos.

En la actualidad se han disminuido considerablemente el número de casos gracias a la rehidratación oral, la sanidad, la lactancia materna, entre otros, sin embargo la OMS estima que las enfermedades diarreicas son la segunda causa de muerte en niños menores de 5 años con con una cifra de 760 mil muertes registradas.

La incidencia en los países en desarrollo se presenta en al menos 3 episodios en los niños menores a 3 años, al menos una por año.

Las estrategias de prevención iniciaron en 1884 a través de la rehidratación oral con el llamado Vida Suero Oral implementado por el modelo de salud, con lo que se consiguió la disminución de la mortalidad hasta en un 50 por ciento, aunado a la Sanidad y la promoción de la lactancia materna incrementó hasta un 75 por ciento.

En el 2006 la vacuna monovalente contra el rotavirus se integró a la Cartilla Nacional de Vacunación y en el 2007 se lleva a una campaña universal para todo menor de 5 años así como la distribución del suero: a partir de la implementación de dichas estrategias la tendencia disminuida se mantiene.

Las causas pueden ser de origen infeccioso por virus, bacterias y parásitos cuya prevalencia y sintomatología (aguda o grave) dependerá de la región geográfica, la edad de los niños y la estación del año. Los más frecuentes son rotavirus, astrovirus, norovirus, adenovirus, calicivirus enterovirus, y dentro de las bacterias está la salmonella, schigella y la E. Colli, por mencionar los más frecuentes.

Las gastroenteritis de etiología bacteriana está relacionada con las estaciones de la primavera y el verano en un 20 por ciento de todos los casos de diarrea anuales, mientras que la diarrea liquida asciende a un 81.3 por ciento a nivel nacional y con sangre 9.5 por ciento, estas pueden orientar al tipo de microorganismo condicionante que pueden ser diferentes de un país y otro.

Para el tratamiento de la diarrea es necesario actuar rápidamente en el tema de la rehidratación de paciente, demás de beber el suero se puede recomendar el tanato de gelatina, que tiene una función astringente en el intestino lo que produce una mucosa protectora. En el caso de diarrea infecciosa la nifuroxazida funge como un anrtibacterial local.