Si bien todas las Comunidades Autónomas están sufriendo la pandemia por coronavirus, no cabe duda de que la crisis es especialmente dura en la Comunidad de Madrid, que suma con diferencia el mayor número de afectados y de fallecidos. Ante el colapso de sus hospitales y la falta de respiradores para atender a todos los pacientes,  son varias las Comunidades Autónomas las que han decidido colaborar con la misma, en la línea del llamamiento a la solidaridad con los madrileños, que emitía el propio ministro de Sanidad, Salvador Illa.

De esta forma, las primeras en tomar medidas han sido Andalucía, Galicia, Extremadura y Murcia, que han ofrecido a la Comunidad de Madrid respiradores. “Nos van a prestar respiradores temporalmente”, ha celebrado Ayuso, quien ha explicado que “cuando baje la ola en Madrid, si ellos lo necesitan, se lo daré con el mayor de los orgullos”.

En concreto, desde Andalucía informaban de que están localizados 1.571 respiradores, ubicados en Antequera (Málaga) para distribuirlos cuando haga falta a cualquier provincia. Por el momento, el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha defendido este jueves la donación de 22 respiradores a la comunidad de Madrid para atender a los pacientes contagiados con coronavirus porque, a su juicio, “entre los españoles tenemos la obligación de ayudarnos”. Igualmente, ha defendido que “el material lo vamos a ceder no solo a Madrid, sino a cualquier otro territorio que lo necesite”.

Por su parte, el presidente de la Región de Murcia, Fernando López-Miras, ha trasladado que están en disposición de trasladar nueve respiradores, en forma de “solidaridad y compromiso entre todos”.

En cambio, el presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha afirmado este jueves al ser preguntado sobre si se plantea prestar respiradores a la Comunidad de Madrid, la más afectada por el coronavirus, que la voluntad del Consell es “siempre de solidaridad”, pero en estos momentos debe “garantizar que los valencianos tengan suficientes”.

“Nuestra voluntad siempre es de solidaridad, pero en estos momentos nosotros tenemos que garantizar, fundamentalmente, que tengamos respiradores para la Comunidad Valenciana. Ojalá en un momento determinado pudiéramos atender a cualquier comunidad que necesitara, pero de momento tenemos que garantizar que los valencianos tengan suficientes respiradores”, ha explicado.

Tarjetas sanitarias a desplazados

También, en línea a la colaboración con la Sanidad madrileña, el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha señalado que la Comunidad de Madrid y su presidenta, Isabel Díaz Ayuso, tienen desde el primer día a su disposición la capacidad hospitalaria de la Comunidad Autónoma por si fuera necesario recurrir a ella para atender a pacientes madrileños.

No obstante, Emiliano García-Page ha avanzado que su Comunidad Autónoma expide cerca de 300 tarjetas sanitarias diarias a ciudadanos desplazados de Madrid “que vienen a sus segundas residencias o a casa de los abuelos”, algo que ha dejado claro “no es un reproche”, apuntando que, si no fuera por esta atención, el desbordamiento “sería mayor”.

Por último, desde Cataluña, otra de las autonomías más afectadas, se ha informado de que los ayuntamientos de Madrid y Barcelona han creado un grupo de trabajo para compartir soluciones a adoptar ante la crisis del coronavirus. Así, ya se han producido conversaciones entre el regidor de la capital, José Luis Martínez-Almeida, y su homóloga en Barcelona, Ada Colau, para trabajar a este respecto.