La transformación digital del sector sanitario es un hecho. Desde el mes de marzo, el teletrabajo y la telemedicina se han consolidado en nuestra sociedad como importantes herramientas para la contención de la propagación del coronavirus (COVID-19); y esta nueva ola que asola Europa solo afianza la tendencia de dicha transformación, ya que la población se ve abocada a afrontar de nuevo restricciones y las consultas médicas privadas se verán afectadas notablemente.

Los datos nos muestran una situación preocupante: durante la pandemia, la sanidad privada tuvo una caída de la facturación del 85 por ciento en los centros sin internamiento, y en la nueva normalidad las consultas se han reducido un tercio. Ante esta situación, es acuciante recurrir a la tecnología para poder atender a los pacientes de una manera segura.

La transformación digital

La Inteligencia Artificial, la robótica y el desarrollo online están cada vez más presentes y juegan un papel importante en diagnóstico, cirugías, asistencia virtual o control y seguimiento de terapias y tratamientos, entre otras muchas cosas. Gracias a la mejora en la velocidad de las comunicaciones, dada la mayor capacidad 5G, se multiplica la facilidad de gestión del teletrabajo y la teleconsulta, el control industrial remoto de la aparatología médica, así como las videollamadas y gestión sanitaria.

La entrada de las nuevas generaciones tecnológicas permite mejorar el día a día de profesionales y pacientes y al mismo tiempo trabajar en la erradicación y lucha de enfermedades y patologías, así como la descentralización de los servicios que ofrece el sector, y también, ofrecer el mejor servicio ante una crisis de este tipo. Su implementación y buena gestión es necesaria, sobre todo para los pacientes crónicos. Por ello, la telemedicina se convierte en un servicio clave para que los pacientes recurran a este tipo de asistencia médica.

El 90 por ciento de los pacientes están en internet, por lo que la consulta médica también debería estarlo. Para ello, tal y como señalan en Top Doctors, “ofrecemos las herramientas necesarias para posicionarse correctamente y trabajar la reputación online de los especialistas médicos: SEO (posicionamiento Orgánico), primeras posiciones en los resultados de Google, pago anticipado de la consulta, receta electrónica, valoraciones reales, Top Doctors drive (para intercambiar documentos de forma segura con el paciente), contenido actualizado, APP y seguimiento personalizado”.

Ventajas de la telemedicina

Tanto para pacientes como para especialistas médicos, la telemedicina se convierte en una herramienta esencial ante la actual situación de pandemia. Algunas de las ventajas más destacables son:

  • Sin barreras espacio-temporales: la no presencialidad de las consultas médicas ofrece a los especialistas médicos estar más cerca de sus pacientes, ya que muchos más pacientes podrán acceder a ellos y desde diferentes puntos del territorio nacional e internacional.
  • Descongestión del sistema sanitario: si un paciente siente síntomas relacionados con el Covid-19, sin duda debe llamar al teléfono oficial de atención al paciente con coronavirus, pero si no tiene dichos síntomas y sus síntomas son otros o simplemente necesita una prueba diagnóstica que nada tiene que ver con el Covid-19, la telemedicina se erige como la herramienta más efectiva para solucionar el problema médico sin acudir a un centro médico de forma presencial.
  • Colaboración en la prevención y la seguridad de todos: la posibilidad de realizar una consulta médica de manera telemática contribuye al distanciamiento social y a preservar la seguridad tanto del paciente, como del médico.
  • Seguimiento de pacientes crónicos: diabetes, ansiedad, hipertensión… se estima que en España hay alrededor de 19 millones de personas sufren alguna enfermedad crónica. Las enfermedades crónicas se caracterizan por necesitar un seguimiento continuo y personalizado para hacer frente a la evolución de la enfermedad. Por eso es tan importante que este tipo de pacientes tengan un acceso seguro a un especialista médico.
  • Consulta diagnóstica accesible: la pandemia está provocando una situación permanente de incertidumbre, en la que la población se siente intranquila y la imposibilidad o el miedo de acercarse a un centro médico para resolver dudas médicas o realizarse un diagnóstico médico puede poner en riesgo su salud. La telemedicina, tanto en la modalidad de videoconsulta como en la de chat, ofrece la posibilidad de que el paciente realice una consulta médica de una manera segura.

 

La telemedicina de Top Doctors “cuenta con todas las especialidades médicas y más de 1.500 doctores de primer nivel ya la usan en su día a día. A diferencia de otras plataformas, está diseñada exclusivamente para el sector médico y ofrece las siguientes garantías”:

  • Cumple con la RGPD,
  • Todas las conversaciones están encriptadas,
  • Contraseñas cifradas,
  • Pasarela de pago segura.