La consejera de Sanidad del Gobierno de Aragón, Pilar Ventura, ha dimitido. En una breve comparecencia de prensa a través de Youtube, acompañada por el presidente de la Comunidad Autónoma, Javier Lambán, ha señalado no poder estar “al frente cuando sindicatos y colegios profesionales no me aceptan”, ha explicado.

La ya ex titular de Sanidad se ha disculpado por sus declaraciones de la semana pasada en las había señalado que para los profesionales sanitarios fue “un estímulo” confeccionar sus propios equipos de protección individual (EPI) al inicio de la pandemia de la COVID-19. “Desde luego me equivoqué”, ha reconocido, puntualizando que su intención no fue “jamás” ofender. Ventura ya pidió disculpas públicamente el 9 de mayo.

“Desde la primera comparecencia he venido pidiendo perdón de forma sincera y, por eso lamento tanto que las equivocadas palabras hayan ofendido”, ha continuado la ya ex consejera. “No quiero ser un estorbo para la recuperación, y por eso considero que debo dejar el cargo”, ha aseverado.

“Lo importante, ante la gravísima crisis que estamos sufriendo, es la salud de los aragoneses y que la sociedad tenga la posibilidad de la recuperación social y económica”, ha indicado, dejando claro que “este es un interés muy por encima” de su cargo de consejera.

Ventura ha destacado que, durante las primeras semanas de la pandemia, su equipo ha logrado “evitar el colapso” del sistema sanitario y contener la transmisión de la enfermedad, subrayando que no solo han participado en estas tareas los miembros de su equipo, sino que ha llevado a cabo “con el esfuerzo de todos los profesionales”, a los que “reiteradamente” ha agradecido su esfuerzo, tras lo que ha mencionado “el sacrificio de la sociedad aragonesa cumpliendo las medidas de confinamiento con gran responsabilidad”.

Ventura ha comentado que garantizar el suministro de EPI a los profesionales de la salud ha sido “muy duro y complicado”, para añadir que “hemos hecho todo lo que era posible hacer”, trabajando con “dedicación y empeño”.

Por su parte, Javier Lambán señalaba: “Yo no la hubiera cesado jamás”. El presidente de la Comunidad Autónoma de Aragón ha resaltado que la dimisión de Ventura “acrecienta su categoría” política, personal, moral y ética. Asimismo, ha tildado de “impecable” el trabajo realizado por Ventura desde el día que tomó posesión y ha subrayado que la decisión de dimitir “es enteramente suya” y responde a que “cree que de esa manera contribuye a facilitar la gestión de los meses que nos quedan por delante”, lo que le ha agradecido “de todo corazón”.

También ha dicho que “nadie ha sufrido más que Pilar Ventura por la ausencia de EPI, nadie ha trabajado más por pertrechar al sistema público de salud de esos materiales y nadie se ha dejado tanto la piel por que Aragón esté encaminado a superar esta crisis como Pilar Ventura”.