EL MEDICO INTERACTIVO, José Ruiz, Ceuta.- El director del Instituto Nacional de Gestión Sanitaria (Ingesa), Francisco Javier Muñoz, ha asegurado que su intención es impulsar la estabilidad de los profesionales en Ceuta y Melilla, y que ésta pasaría por el incremento de retribuciones, el desarrollo de la carrera y una mejora en las condiciones profesionales . "Para el 28 de febrero está previsto la presentación de un diseño de la carrera profesional que será negociado con los sindicatos", según se ha comprometido Muñoz al abordar los planes del Instituto para mejorar la carencia de médicos en Ceuta y Melilla.

El propósito, según el director del Ingesa, es que la carrera dure 23 años. "El diseño de carrera sería aplicable para el personal fijo que supone el 60 por ciento de los 265 médicos destinados en Ceuta y Melilla", agrega Francisco Javier Muñoz. "El objetivo de Ingesa es fidelizar la presencia de los profesionales a través del incremento retributivo, el desarrollo de la carrera profesional y una mejora en las condiciones profesionales y de formación", señala como objetivos de su política de recursos humanos.

El pasado otoño Ingesa y sindicatos alcanzaron un acuerdo sobre retribuciones para el personal sanitario. "El próximo junio los profesionales cobrarán, en la paga, el 80 por ciento de complemento de destino y en diciembre el 100 por 100. En el 2007 se quiere ir introduciendo en las pagas parte del complemento específico", agrega Muñoz.

Aumento de plantilla

Los planes para aumentar las cifras del personal sanitario en las dos ciudades, según anunció, pasan por incrementar la plantilla en un 4 por ciento durante este año, en un 3 por ciento en el 2007 y en otro 3 por ciento en el 2008, explicó el director general del Instituto.

La población de derecho de Ceuta y Melilla asciende a 140.000 personas. Oficialmente se estima que con la de hecho, debida a la presión asistencial desde Marruecos, se alcanzarían las 170.000 personas. "Se quiere iniciar un proceso de colaboración con el sector sanitario marroquí por medio de ONG, fundaciones y diferentes instituciones y también se colabora en la ciudad de Nador para la puesta en marcha de centros de diálisis", añade el director general del Ingesa. Se trataría de medidas dirigidas a reducir el número de pacientes que llegan desde localidades limítrofes marroquíes a Ceuta y Melilla.