Los neurólogos españoles ya cuentan con un nuevo medicamento para el abordaje de la migraña. Se trata de Aimovig (erenumab), un anticuerpo monoclonal que ha demostrado ser eficaz en el abordaje de este trastorno neurológico complejo, y que está elaborado al 100% con proteínas humanas, lo que garantiza una menor inmunogenicidad.

La migraña es la sexta enfermedad más discapacitante en el ámbito mundial, según los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), con un importante impacto en la vida laboral de las personas que la padecen, ya que el 90% declaran no poder trabajar ni funcionar normalmente cuando sufren algún ataque.

El nuevo medicamento, que ya forma parte de la cartera de prestación farmacéutica del Sistema Nacional de Salud (SNS), ha recibido una indicación restringida para pacientes con 8 o más días de migraña al mes (migraña esporádica de alta frecuencia y migraña crónica) que hayan tenido tres o más fracasos terapéuticos, entre ellos uno con toxina botulínica en el caso de la migraña crónica.

En España, se calcula que más de 4 millones de personas tienen migraña, de estas se calcula que el 0,39 por ciento estarían en situación de poder beneficiarse de las bondades de este nuevo fármaco, lo que se traduce en unas 15.600 personas.

Erenumab, de Novartis, tiene un mecanismo de acción diferente a los fármacos actuales indicados para el manejo de la migraña, ya que actúa bloqueando, de forma selectiva, el receptor del gen relacionado con el péptido de la calcitonina (CGRP-R). Su forma de administración es a través de una jeringa precargada que se administra una vez cada 28 días, en una de sus dos presentaciones: 70 miligramos o de 140 miligramos.

Este medicamento es de uso hospitalario y entra dentro de los productos financiados por la Seguridad Social. El coste de un tratamiento mensual con erenumab es de unos 445 euros. Y, en principio, no está aprobado para su uso en mujeres embarazadas, dado que no hay estudios que avalen sus resultados en esta población.

Ventajas frente a otros fármacos

Entre las ventajas que se le atribuyen al nuevo medicamento destaca que los resultados en el paciente se pueden ver entre la primera y la segunda semana de tratamiento, algo que le diferencia de los actuales tratamientos cuyos efectos pueden tardar hasta dos meses (8 semanas).

Por otro lado, Erenumab ha demostrado reducir los ataques al 50 por ciento entre el 40 y el 50 por ciento de los pacientes tratados, y su respuesta temprana garantiza la adherencia al tratamiento, tal como ha expuesto la doctora Santos Lasaosa, responsable de la Unidad de Cefaleas del Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa de Zaragoza. Por su parte, los fármacos actuales no son eficaces hasta en el 48 por ciento de los pacientes y se calcula que la mitad terminan abandonando el tratamiento durante el primer mes.

En cuanto a los efectos adversos, los tratamientos disponibles hasta la fecha presentan diferentes efectos secundarios muy discapacitantes en algunos pacientes, mientras que erenumab ha demostrado tener pocos efectos secundarios y, en su mayoría, de carácter breve; además de ser eficaz en pacientes con fracaso a varios tratamientos preventivos, tal como ha explicado la especialista.

Unos datos que están avalados por los resultados de los ensayos clínicos publicados a tres años, y por la experiencia clínica real en los países donde este anticuerpo ya está disponible. A juicio de la doctora Santos, “estamos ante la segunda revolución en el tratamiento de las migrañas. La primera fue con la aparición de los triptanes”, ha señalado.

Una enfermedad muy discapacitante

La migraña es una enfermedad que se manifiesta con ataques recurrentes de cefaleas moderadas o intensas que suelen ser de carácter pulsátil, a menudo unilateral y que se acompaña de vómitos y sensibilidad a la luz, los olores y los sonidos. Normalmente, se asocia a un dolor intenso, pero uno de los aspectos más relevantes es que se trata de una patología muy incapacitante, llegando a limitar mucho a las personas que la padecen.

En palabras del doctor Jesús Porta-Etessam, responsable de la Unidad de Cefaleas del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, “la migraña es una enfermedad infradiagnosticada e infravalorada, ya que afecta a un 12 por ciento de nuestra población: un 18 por ciento son mujeres y un 7 por ciento son hombres. Sin embargo, solo entre un 30 y un 40 por ciento de estos pacientes son atendidos por un  médico de Atención Primaria o por un neurólogo porque no están diagnosticados”.

A su juicio, uno de los principales problemas con los que se enfrentan los pacientes con migraña es a la falta de conciencia social hacia esta enfermedad pese a que tiene un elevado impacto en la calidad de vida de las pacientes.

En España, hay más de 5 millones de personas que sufren estos dolores de cabeza hasta 14 días al mes y casi un millón que lo padecen más de 15 días al mes. Esto significa que el impacto en la calidad de vida de los pacientes es muy alto, tal es así que hasta un 90 por ciento de los pacientes declara que no pueden trabajar ni funcionar normalmente a causa de esta enfermedad.