Daiichi Sankyo España (en adelante, ‘Daiichi Sankyo) ha anunciado este martes que su nuevo fármaco  NILEMDO (ácido bempedoico) y la combinación a dosis fija con otro hipolipemiante están ya disponibles en España para el tratamiento de pacientes de alto riesgo cardiovascular.

Para pacientes cuyos niveles de colesterol en sangre permanecen demasiado elevados a pesar del tratamiento con estatinas, lo que supone mayor riesgo de sufrir un infarto de miocardio o un ictus.

Con estos fármacos, la compañía quiere ayudar en la problemática existente con las enfermedades cardiovasculares en España, posicionadas como la primera causa de muerte en el país al provocar más de 120.000 muertes al año, según el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Los niveles de colesterol, sobre todo de c-LDL en sangre demasiado altos, conllevan mayor probabilidad de sufrir eventos cardiovasculares como un ictus o un infarto de miocardio.

En España, hasta el 65% de los pacientes de alto o muy alto riesgo cardiovascular no alcanzan los objetivos de c-LDL, recomendados por las guías de práctica clínica, a pesar de recibir tratamientos como las estatinas y otras terapias hipolipemiantes.

Doctor Mostaza, Jefe de Sección del Servicio de Medicina Interna del Hospital Universitario de La Paz

José María Mostaza, especialista en Medicina Interna.

Tratamiento oral

La nueva alternativa terapéutica es un tratamiento oral de una sola toma al día, el primero de su clase, que reduce el colesterol y puede combinarse con otros tratamientos para ayudar a reducirlo aún más.

Proporciona a los pacientes una reducción adicional de entre el 17 y el 28% de su c-LDL frente al placebo, además de las estatinas a la dosis máxima tolerada, con o sin otros tratamientos orales hipolipemiantes.

La combinación a dosis fija de este fármaco con otro hipolipemiante es un nuevo tratamiento oral que combina dos formas complementarias de reducir el colesterol en un cómodo comprimido oral de una sola vez al día.

Esta terapia  inhibe la producción de colesterol en el hígado, mientras que el hipolipemiante asociado reduce la absorción del colesterol alimentario en el intestino.

En los ensayos clínicos, esta nueva alternativa terapéutica proporcionó una reducción adicional del 38% del c-LDL cuando se utilizó con una terapia de estatinas a la dosis máxima tolerada.

Bien tolerados

Ambos fármacos son generalmente bien tolerados según los estudios clínicos en más de 3.600 pacientes  y no provocó efectos musculares. En los pacientes con un riesgo cardiovascular alto y muy alto, los objetivos de colesterol-LDL son reducirlo por debajo de 70 y 55 mg/dL, respectivamente.

"En muchas ocasiones no es posible alcanzar cifras tan bajas de colesterol con los fármacos actualmente disponibles", subraya  el doctor José María Mostaza, jefe de Sección del Servicio de Medicina Interna del Hospital Universitario de La Paz – Carlos III (Madrid).

En estas circunstancias, sostiene, el ácido bempedoico viene a cubrir una necesidad para la cual no existían alternativas orales. También personas que no consiguen tolerar estatinas o solo toleran dosis bajas de las mismas podrían ser candidatos a recibir este medicamento.

Solo el 30% de los pacientes consiguen tener el c-LDL en objetivos de control según su riesgo cardiovascular. Por tanto, muchos pacientes precisan de una terapia hipolipemiante combinada para mejorar esas cifras".

Raquel Campuzano, de la fudación Alcorcón

La especialista en Cardiología Raquel Campuzano.

A cada paciente

"Es por ello que nuevas herramientas como el ácido bempedoico nos permitirán personalizar el tratamiento y beneficiar a los pacientes no controlados”, puntualiza la doctora Raquel Campuzano,  de la Unidad de Rehabilitación Cardiaca del Hospital Fundación de Alcorcón.

“Sabemos que reducir intensa y precozmente el c-LDL conlleva reducción de morbimortalidad cardiovascular. Sin olvidar que el control lipídico es fundamental, pero debe hacerse en el marco de un enfoque preventivo global”, finaliza la especialista

Disponibilidad

“Daiichi Sankyo se enorgullece de poner esta innovación terapéutica a disposición de los pacientes de alto y muy alto riesgo no controlados, que no tienen otras alternativas terapéuticas. Estamos seguros de que estas terapias ayudarán a retomar el control del c-LDL de estos pacientes”, afirma Jorge Muñoz, director médico de Daiichi Sankyo España.

En definitiva, la disponibilidad de estos medicamentos, aunque por el momento no estén financiados públicamente, sin duda proporcionará nuevas e importantes opciones de tratamiento para ayudar a los pacientes a alcanzar sus objetivos de c-LDL.

De esta manera, Daiichi Sankyo continúa con su compromiso de abordar las necesidades médicas no cubiertas en el área cardiovascular.