El nuevo anticonceptivo sin estrógenos Slinda (drospirenona 4 mg), a través de una pauta 24+4, induce un sangrado programado y disminuye el no programado. Además, ha demostrado un perfil de seguridad favorable y una eficacia anticonceptiva comparable a la de los anticonceptivos orales combinados, según las conclusiones comentadas en un nuevo podcast sobre la salud de la mujer, dentro de la serie de audios divulgativos para profesionales sanitarios coordinada por la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG).

La serie de podcasts titulada “Salud de la mujer en la crisis de la COVID-19 (actualización en anticoncepción)”, coordinados por la SEMG, y con el patrocinio de Exeltis España, continúa en esta entrega hablando de los anticonceptivos con solo gestágeno como componente hormonal único y su abordaje en Atención Primaria (AP).

En este audio, “Novedades en anticoncepción: evidencia de un nuevo anticonceptivo con solo drospirenona”, dos miembros del Grupo de Salud de la Mujer de la SEMG: Lorenzo Armenteros del Olmo, médico de familia en el Centro de Salud Islas Canarias (Lugo), y Mª Soledad García Atalaya, enfermera obstétrico-ginecológica en el Hospital Lucus Augusti (Lugo), profundizan sobre los anticonceptivos con solo gestágenos y sus ventajas. Se pone particular atención en Slinda, un nuevo anticonceptivo oral con solo drospirenona (4 mg), y en las ventajas de su pauta (24+4), que incluye 4 días de descanso en la toma del anticonceptivo, según detallan ambos expertos.

¿Qué son los anticonceptivos con solo gestágenos y cuál es su mecanismo de acción?

El doctor Armenteros comienza destacando que “son una de las opciones anticonceptivas más utilizadas en la actualidad”. Se caracterizan por la presencia de un gestágeno como componente hormonal único, evitando los efectos secundarios metabólicos y clínicos asociados a los estrógenos, principalmente, el riesgo de tromboembolismo, “que es básicamente estrógeno dependiente”, apunta el especialista. “Por tanto, este tipo de anticonceptivos presentan un mejor perfil de seguridad”.

Respecto a las vías de administración de los anticonceptivos con solo gestágenos, junto a las vías clásicas, oral y parenteral, existen otras como la vaginal y la transdérmica, donde se encuentran dispositivos intrauterinos, inyectables e implantes subdérmicos. En función de la vía de administración, Armenteros señala que se utilizan distintos gestágenos:

  • Anticonceptivos orales: hay dos anticonceptivos orales de solo gestágeno (PSG): drospirenona y desogestrel.
  • Anticonceptivos inyectables: con acetato de medroxiprogesterona.
  • Implantes: con etonogestrel.
  • Y DIU: con levonogestrel.

Por su parte, García Atalaya subraya que “la eficacia anticonceptiva de los anticonceptivos hormonales reside fundamentalmente en el componente gestagénico”. Estos actúan a través de diferentes mecanismos de acción:

  • A nivel central, inhibe la secreción de gonadotrofinas en el eje hipotálamo-hipofisario, lo que impide la maduración del folículo y la ovulación (inhibición de la ovulación).
  • A nivel local, aumentan la densidad del moco cervical, lo que dificulta el paso de los espermatozoides.
  • Además, anula el efecto de los estrógenos sobre el endometrio, evitando su transformación.
  • Disminuyen la motilidad tubárica, de forma que no se favorece el avance de los espermatozoides.

Drospirenona, hormona sintética con actividad progestagénica

En cuanto a los anticonceptivos orales, García Atalaya precisa que, actualmente, únicamente hay dos píldoras con solo gestágenos. Desogestrel, con una pauta continua, por lo tanto, sin días de descanso; y drospirenona, con una pauta 24+4. En este caso, la mujer recibe tratamiento con comprimidos que contienen el principio activo durante 24 días y 4 días de descanso, con comprimidos de placebo, para favorecer el sangrado programado y, así, disminuir el sangrado no programado.

La experta continúa explicando que esta hormona sintética “es un derivado de la espirolactona, lo que le confiere las propiedades antimineralocorticoides, con afinidad por el receptor mineralocorticoideo, proporcionando un efecto diurético y antiandrogénicas (30 por ciento en relación al acetato de ciproterona)”. Esta acción antimineralocorticoidea es una de sus mayores ventajas. “Adicionalmente —añade—, sus propiedades antiestrogénicas y su menor efecto glucocorticoide hace que coincida ampliamente con las propiedades de la progesterona natural”.

¿Qué población puede beneficiarse de estos anticonceptivos?

A este respecto, el doctor Armenteros sostiene que los anticonceptivos con solo gestágenos pueden ser “opciones anticonceptivas apropiadas para todas las mujeres“. Están indicados tanto para mujeres con contraindicaciones para los anticonceptivos que contienen estrógenos como para las que prefieren evitar la exposición a estos; para adolescentes y mujeres jóvenes; mujeres posaborto, posparto y en mujeres en periodo de lactancia; mujeres con obesidad o en perimenopausia.

En conclusión, el experto considera que el tratamiento con Slinda (drospirenona 4 mg), libre de estrógenos, en pauta 24+4, “es un anticonceptivo eficaz, con un buen perfil de seguridad y un mejor patrón de sangrado que otras formulaciones libres de estrógenos”.

El podcast con la entrevista completa a los especialistas participantes, coordinado por el doctor Lorenzo Armenteros del Olmo, está ya disponible, para los profesionales sanitarios interesados, en la web de la SEMG.