La denervación renal (DNR) es una opción de tratamiento complementaria, segura y eficaz en pacientes con hipertensión resistente no controlada. Así lo concluye en un nuevo consenso clínico recientemente publicado en el European Heart Journal y en EuroIntervention. El mismo ha sido elaborado por un grupo de expertos del Consejo de Hipertensión de la Sociedad Europea de Cardiología (ESC) y la Asociación Europea de Intervenciones Cardiovasculares Percutáneas (EAPCI).

El documento consenso está respaldado por datos procedentes de diversos estudios a largo plazo. Entre ellos, se se incluye el Programa clínico SPYRAL HTN de Medtronic Ibérica. El mismo constituye la mayor recopilación de datos científicos sobre la denervación renal hasta la fecha. De esta forma, destaca la necesidad de crear equipos y centros multidisciplinares con expertos en hipertensión e intervencionistas. También la importancia de impulsar una mayor formación de los especialistas en los nuevos procedimientos.

Incide además en la importancia de que el proceso de toma de decisiones sea compartido entre médico y paciente. Concretamente, el panel de expertos que firma el consenso señala que “la denervación renal puede ser una posible opción de tratamiento para los pacientes que no toleran los fármacos antihipertensivos a largo plazo”. También dispone evaluar en futuros estudios la aplicación este tratamiento en otras indicaciones.

Denervación renal para la hipertensión arterial

Contar con nuevas opciones de tratamiento es fundamental a la hora de abordar la hipertensión arterial y mejorar los índices de hipertensión. La denervación renal reduce la actividad del sistema nervioso simpático renal por radiofrecuencia y ultrasonido. Así, más allá de mejorar el control de la presión arterial, podría además contribuir a la monitorización ambulatoria de la HTA, al disminuir significativamente el tratamiento farmacológico.

Así lo demuestran los resultados del registro Flex-Spyral, realizado pacientes con HTA resistente de diferentes centros del territorio nacional español, incluyendo el Hospital Clínico San Carlos, el Hospital Marqués de Valdecilla, el Hospital Virgen de las Nieves o el Hospital Germans Trias i Pujol, entre otros.