La doctora María Antonieta Flores Muñoz, profesor de alta especialidad en Pediatría y Alergología, en conferencia de prensa informó que el dolor en niños pequeños es un tema constante y común en la Pediatría, entre los temas de consulta más comunes, el ibuprofeno regularmente está recomendado e dolor nociceptivo somático, pueden ser musculares, cefalea, vientre y hasta oído.

Sin embargo, la también coordinadora de enseñanza del dolor en el Hospital General de México en la Clínica del Dolor y Cuidados Paliativos de México, refirió que siempre es conveniente acudir al médico si el dolor es recurrente.

El dolor más frecuente en la consulta diaria es a partir del dolor de extremidades que comúnmente se relaciona con el crecimiento de los menores y la migraña, en cuanto a dolor crónico en hospitales el cáncer es la primera causa, cuya prevalencia va en aumento en México y el mundo.

Un dolor recurrente es el que se presenta por más de una vez al día como puede ser en la cabeza cuyo porcentaje representa más del 40 por ciento en consulta de casos pediátricos, seguido del dolor en las extremidades con dos puntos porcentuales menos. Se recomienda no tomar a la ligera el dolor en un niño, pues surgen casos en los que los padres omiten alguna sintomatología y se dificulta el diagnóstico.

El dolor de cabeza tiene múltiples causas y se dividen en cefaleas primarias y secundarias, en las primarias se encuentra incluida la migraña y las secundarias pueden ser provocadas por infecciones, trastornos metabólicos, deshidratación, ayunos prolongados, problemas de la vista, dentales o del oído

Es importante que si el infante tiene un dolor de cabeza que persiste, que lo despierta por la noche o que se localiza a nivel occipital o en la nuca, debe ser llevado al pediatra para que se hagan estudios especializados.

La doctora Flores reiteró que dentro de la ética de un médico está evitar que el paciente sufra dolor y ahora los niños pueden tener una mejor opción de tratamiento sin necesidad de sufrir a la hora de la medicación gracias al nuevo producto de la familia de laboratorios Reckitt Benckiser que elimina los colorantes identificados como alergénos y el azúcar, sustituyéndola por sacarina, por lo cual hasta pequeños diabéticos pueden consumirlo.

El producto de suspensión con Ibuprofeno sólo está contraindicado en casos de deshidratación, conteo bajo de plaquetas, varicela y en algunos casos en infecciones de la piel como cualquier otro antiinflamatorio.