Las redes sociales se han posicionado como un observatorio social, en el cual un gran número de mujeres ha participado para reportar efectos secundarios post vacunación SARS-CoV-2, mismos que van en aumento.

La doctora Katiuska Ríos, especialista en ginecología endócrina que radica en Colombia, encontró relevancia en pequeñas encuestas que observó vía redes sociales. Este fenómeno le permitió desarrollar una encuesta con el fin de registrar los efectos ginecológicos que presentan las mujeres vacunadas de todas las edades en Latinoamérica.

¿Cuáles son los principales efectos secundarios registrados?

Posterior a la vacunación hay síntomas parecidos a los de la infección por SARS-CoV-2, esto se debe a que la vacuna presenta al virus ante el sistema inmunitario para crear anticuerpos adecuados a través de un adenovirus o un ARN mensajero.

Fiebre, dolor muscular, astenia o agotamiento, dolor de cabeza, diarrea, mareos son los efectos transitorios registrados en un lapso aproximado de 72 horas, estos efectos se dan en hombres, mujeres y niños de manera general.

Hay que recordar que las diferentes vacunas fueron aprobadas para uso de emergencia en el marco de una pandemia, por lo cual el balance riesgo-beneficio contempla la mortalidad por infección grave en gran parte de la población.

¿Qué efectos secundarios pudo monitorear en mujeres?

Conforme fue avanzando la vacunación, las mujeres comenzaron a detectar cambios en su ciclos menstruales, un efecto que en un inicio no fue relevante y se relacionó solamente con pacientes cercanas a la menopausia o durante este proceso.

Al continuar con la vacunación en mujeres en edad reproductiva y más jóvenes, nos encontramos con los mismos reportes y lo peculiar era que encontrábamos encuestas en redes sociales, las primeras provenientes de España, cuya agencia regulatoria ya ha avanzado en la vigilancia, de igual manera en Inglaterra.

¿Cuáles son los cambios que han registrado las pacientes?

Los cambios que las mujeres vacunadas van desde aumento o disminución del volumen en el sangrado, inicio temprano, retraso de periodo o desaparición de este, registro de dos menstruaciones en un mes, cólicos fuertes sin antes haber tenido; por lo que hablamos de cambios variados.

Como especialistas en ginecología nos debe resultar significativo, por lo que decidimos obtener nuestra propia data contemplando cada tipo de vacuna y el número de aplicación a través de una encuesta que hemos comenzado a distribuir a través de redes sociales y colegas.

¿Cómo se desarrolló la encuesta?

A través de la hipótesis de que cada vacuna tiene efectos adversos diferentes, queremos incluir a todas las mujeres que fueron vacunadas desde Canadá hasta Chile, no importa si registraron cambios o no, nos interesan todas y cada una de ellas para evitar un sesgo.

Actualmente la encuesta disponible en español y estamos por aprobar la versión en portugués e inglés con la intención de recabar datos de 3 o 4 mil pacientes durante 3 meses, dando seguimiento a aquellas que nos lo permitan para corroborar que los efectos sean transitorios.

Las encuestas se están aplicando desde éste mes de octubre y queremos cerrar en enero de 2022 para poder publicar durante el primer semestre de ese año. Con ese número de encuestadas podríamos extrapolar resultados y crear una representación considerable.

Pueden ayudarnos a través de este enlace: Encuesta Cambios menstruales posterior a vacuna COVID 

¿El uso de anticonceptivos puede ocultar o sesgar estos cambios?

Es interesante este punto porque muchas encuestadas mencionan que aún con el uso de anticonceptivos hormonales que inhiben la menstruación se encontraron con la presentación del periodo, sin embargo, para poder tener una respuesta clara, sería necesario tomar muestras hormonales, para lo que no tenemos el recurso actualmente.

Lo que buscamos con la encuesta es poder tener un antecedente para investigar y documentar los cambios ginecológicos del periodo posteriores a la vacunación.

Esperamos que cuando las agencias reguladoras tengan estos datos, los efectos puedan ser documentados desde las farmacéuticas que elaboran las vacunas, ya que, hasta el momento, ninguna menciona este tipo de efectos secundarios.

¿Qué opina sobre la poca representación latina en los estudios clínicos?

De manera personal creo que hay cosas que irán cambiando poco a poco, ya que he participado en estudios recientes de ensayo para vacuna COVD-19 específicamente para población latina, lo que abre las puertas a otros estudios con mayor representación latina.