Un nuevo estudio sugiere

que el ejercicio con pesas

alivia el dolor crónico de

cuello y de hombros, un trastorno

cada vez más frecuente

relacionado, entre otros factores,

con el uso excesivo de

los ordenadores, que puede

provocar rigidez y debilitar el

músculo.

Para este estudio, cuyos resultados

se han publicado en la

revista Arthritis & Rheumatism,

se seleccionaron 48 mujeres

danesas con dolor crónico localizado

en el músculo trapecio;

la mayoría de ellas pasaba

gran parte del día frente a un

ordenador.

Los autores distribuyeron a

las mujeres en tres grupos: uno

realizó ejercicios de fuerza supervisados,

el segundo grupo

ejercicios aeróbicos controlados

(bicicleta estática) y el tercero

sólo recibió consejos generales

sobre salud.

Durante 10 semanas, las

mujeres del grupo de fortalecimiento

realizaron ejercicios para

los músculos del cuello y de

los hombros con pesas de mano

durante 20 minutos tres veces

a la semana.

A las 10 semanas, el grupo

de fortalecimiento logró una reducción

del dolor en torno al

70-80% respecto del que presentaban

al inicio del estudio.

Sin embargo, las mujeres que

habían realizado ejercicio aeróbico

refirieron una mejoría durante

las dos horas siguientes al ejercicio,

pero no alivio a largo plazo.

Según el autor principal del

estudio, Lars L. Andersen, el estudio

sugiere que ciertos ejercicios

orientados a “mejorar” los

músculos del cuello y de los

hombros provocarían más alivio

que el ejercicio en general. Los

ejercicios de fortalecimiento

mejoran el metabolismo proteico

en el músculo, lo que ayudaría

a reparar el tejido muscular

doloroso. Asimismo, los músculos

más fuertes soportan más

carga de trabajo, lo que ayudaría

a prevenir el dolor.

Los ejercicios de fortalecimiento

utilizados en este estudio

eran muy sencillos, ejercicios

habituales para los hombros y

para la región superior de la espalda,

como levantar los hombros

con una pesa en cada mano

o extender los brazos a los

lados del cuerpo.