La Sociedad Española de Neurología (SEN), con motivo del Día Internacional de la Epilepsia, recuerda que esta patología afecta a unas 400.000 personas en España. Sin embargo, el 25 por ciento de los casos de epilepsia se pueden prevenir.

En concreto, aunque en el desarrollo de esta enfermedad están implicados diversos factores genéticos y metabólicos, además de otros que aún no están claros, en el riesgo de padecer epilepsia también influyen otros. Entre los mismos destacan haber sufrido algún tipo de lesión perinatal, alguna infección del sistema nervioso central, algún traumatismo craneoencefálico o un ictus. Y, puesto que éstos son factores de riesgo modificables, se estima que un cuarto de los casos de epilepsia podrían ser prevenibles.

Por otra parte, desde la SEN también señalan que, a pesar de que existen distintos tratamientos para esta enfermedad, existe un 25 por ciento de pacientes que no responde a los tratamientos: es lo que se denomina epilepsia farmacorresistente. Esto hace que la epilepsia sea la causa de la pérdida de más de 13 millones de años por discapacidad. También de más del 0,5 por ciento de la carga mundial de morbilidad. Además, el riesgo de muerte prematura en personas con epilepsia es hasta tres veces mayor que en la población general.

Casos de epilepsia que pueden ser prevenibles

Sobre los casos de epilepsia que pueden ser prevenibles, se manifestaba Juan José Poza, coordinador del Grupo de Estudio de Epilepsia de la Sociedad Española de Neurología (SEN). El experto insiste en que es necesario llevar a cabo estrategias que permitan mejorar la salud materna y neonatal. También el control de ciertas enfermedades transmisibles, así como prevenir lesiones y problemas vasculares. “Todo ello podría ayudar a reducir significativamente el número de casos”.

En concreto, señalaba que meningitis bacterianas y las encefalitis víricas son las responsables de un 2-5 por ciento de los casos de epilepsia. Por otro lado, las personas que hayan sufrido algún traumatismo craneoencefálico (TCE) grave tienen un riesgo 20 veces mayor para desarrollar epilepsia que las personas con TCE leves. Estos son la causa del 4-5 por ciento de los casos de epilepsia. Además, haber sufrido un ictus puede ser la causa de desarrollar epilepsia en hasta un 12 por ciento de los casos.