La Covid-19 no solo ha aumentado la mortalidad de los pacientes neurológicos. También ha producido un incremento en el número de nuevas personas que presentan afectación neurológica. En concreto, las consultas neurológicas cada vez atienen más pacientes relacionados con el síndrome post-COVID. Se estima que actualmente estas suponen el 3 por ciento del total. Así lo muestra uno de los trabajos que se van a presentar durante la Reunión Anual de la SEN, realizado en la Comunidad de Madrid.

Según este trabajo, los motivos de consulta más frecuentes son:  por cefaleas (41 por ciento), síntomas cognitivos (21 por ciento), anosmia/ageusia (12 por ciento) y trastornos sensitivos (12 por ciento).

Estos síntomas tienen una duración media de más de 4 meses después de haber padecido la enfermedad. De lo mismos, solo una minoría de los pacientes tratados (un 12 por ciento) tuvieron que ser ingresados en planta o en la UCI.

Nuevas consultas neurológicas

Este no es el único trabajado que ha analizado las nuevas consultas neurológicas relacionadas con el síndrome post-COVID. Un trabajo realizado en Salamanca ha observado que la pandemia de COVID-19 ha originado una mayor demanda de nuevas valoraciones por deterioro cognitivo y cefaleas. En esta misma línea, también hay datos de otra investigación realizada en Galicia, entre personas que han superado la COVID-19 y sin sintomatología neurológica previa. Esta llega a la conclusión de que más de tres meses después del alta hospitalaria el 45 por ciento de los pacientes presenta disfunción cognitiva leve y el 8 por ciento moderada-grave. Además, según este estudio gallego, el 31 por ciento presenta cefalea, un 20 por ciento, anosmia/ageusia persistente y un 16 por ciento mareos.

Pese a estos datos, los expertos opinan que la afectación neurológica en el síndrome post-COVID-19 podría ser aún mayor. Asimismo, han analizado los datos relacionados con el aumento de mortalidad de la población española.  Sobre las mismas apuntan que además de que el COVID fuera el desencadenante, había pacientes cuyas patologías neurológicas contribuyeron a un peor desenlace. Por otra parte, los ictus fueron la tercera causa de muerte más habitual en personas con COVID-19 identificado y con COVID-19 sospechoso. Igualmente, las demencias fueron la primera causa de mortalidad en personas con COVID sospechoso.