Con motivo del Día Mundial del Cáncer de Mama Metastásico, pacientes y profesionales piden a la población un minuto de su tiempo para visibilizar el riesgo de desarrollar un tumor con metástasis. En concreto, la Alianza de Daiichi Sankyo y AstraZeneca ha dado voz a las pacientes para que sean ellas mismas las que cuenten su situación. Todo ello con la colaboración de la Asociación de Cáncer de Mama Metastásico.

Ellas representan entre un 5 y un 6 por ciento de los nuevos diagnósticos. Aunque lo que más preocupa es que aproximadamente el 30 por ciento de las mujeres diagnosticadas en estadio temprano, podrían desarrollar una recurrencia del tumor con metástasis. Incluso, años después de haber finalizado su primer tratamiento.

“La gente se queda con que nos curamos y que nos vuelve a crecer el pelo”, dice Begoña, paciente de cáncer de mama metastásico. “Desgraciadamente, de las que se han curado, algunas van a tener metástasis a lo largo de su vida”, lamenta.

Desarrollar un tumor con metástasis

Además de visibilizar la realidad de las pacientes, los profesionales también han expuesto las principales necesidades en cuanto a la investigación, el tratamiento en esta patología y el tratamiento psicooncológico de las pacientes con cáncer de mama metastásico. A este respecto intervenían Eva Ciruelos, oncóloga en el Hospital 12 de Octubre y HM Hospitales Madrid y vicepresidenta del Grupo SOLTI. También Noelia Martínez, oncóloga del Hospital Ramón y Cajal y Fátima Castaño, psicooncóloga en MD Anderson Cancer Center de Madrid.

De esta forma, esta campaña trata de visibilizar que desarrollar un tumor con metástasis tiene un alto impacto en su vida personal, laboral, social y familiar. “Hay muchísimas barreras. Laboralmente, es muy difícil conseguir un trabajo donde te permitan ir al médico cada tres semanas y que no te echen”, explica Patricia. Para concienciar a la población sobre todos estos problemas, las pacientes piden mirar el futuro con sus ojos, y con la mirada puesta en la investigación.