Más de 4.500 asistentes, 4.864 comunicaciones, 160 talleres, 25 mesas y más de 300 ponentes son algunas de las cifras del 39º Congreso de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN), que vuelve a Granada trece años después, y que ha puesto su foco en el paciente complejo y pluripatológico como el reto principal de la Atención Primaria.  Un congreso que, como explicaba José Luis Llisterri, presidente de SEMERGEN, “es el congreso de habla hispana mayoritario de este país”.

Entre las novedades de este encuentro, Manuel Jiménez, presidente del Comité Organizador, aportaba que “todas las actividades formativas estarán acreditadas por competencias”, de esta forma cada actividad estará asignada a una competencia concreta, para que sirva a sus asistentes en el futuro proceso de recertificación.

Tal y como remarcaba Jiménez, “los congresistas vienen a aprender y a trabajar”, algo sobre lo que también incidía Llisterri, explicando que “no dejaremos que los congresos estén sujetos a tributación y fiscalización, porque lo pagarían los pacientes”. Así, insistía en que aunque el principal impacto de los congresos de esta magnitud es a nivel formativo y de investigación, “tampoco se puede olvidar el impacto socioeconómico”, recalcando que en este caso concreto, el congreso tendrá un impacto de entre 7 y 8 millones de euros en la ciudad de Granada.

Igualmente, Llisterri manifestaba que  el verdadero problema es que “el sistema de salud requiere de una auténtica cirugía”, que pasa por “vaciar los hospitales de enfermos crónicos, pero también vaciar los centros de salud de algunos enfermos agudos”. Ese cambio pasa también por que se aumente el presupuesto de Atención Primaria de un 15 a un 20 por ciento, y porque el que el médico de familia tenga capacidad de pedir pruebas complementarias, para “poder ser más resolutivo”.

Además, la sostenibilidad del SNS, según el presidente de SEMERGEN, pasa igualmente por “la despolitización del Consejo Interterritorial”, abogando por una profesionalización del mismo que permita “actuaciones coherentes con el conocimiento y la gestión”.

Concienciación con el medio ambiente

Otra de las características de este congreso es la especial atención que ha puesto a los más de 1.800 residentes asistentes. En este sentido, durante este encuentro se presentará Resilab, un manual pensado para residentes, en el que se dará las claves sobre las diferentes actuaciones que debe tener el médico según los resultados de las pruebas de laboratorio.

El otro protagonista de este encuentro es el propio paciente, para el que se han abierto dos carpas en el exterior del congreso con actividades para la población general. Además, otro de los temas que se tratará en este foro es la atención al paciente en situación de vulnerabilidad.

Asimismo, en la línea de realizar congresos más sostenibles, en esta ocasión, además de seguir prescindiendo del papel, se medirá la huella de carbono que permitirá contabilizar la cantidad de emisiones expresadas en toneladas de dióxido de carbono, y cuyos resultados servirán para plantear nuevos criterios de gestión para una mejora medioambiental de las actividades. Finalmente, para compensar el impacto medioambiental el congreso, se realizará una plantación de árboles en la dehesa de la Alhambra.