Durante la jornada de presentación del estudio “Experiencia de paciente digital 2021”, promovido por la Fundación IDIS y desarrollado por Lukkap Customer Experience, se han presentado algunos de los datos más significativos.  Entre ellos, un 46 por ciento de las personas participantes se inclina por un modelo híbrido de telemedicina y presencialidad.

No obstante, el 89 por ciento de los usuarios reconocen los beneficios del uso de la telemedicina. De los mismos, al 43 por ciento de los encuestados “le encanta” la citada herramienta. En esa línea, los usuarios que utilizan con mayor profusión las herramientas y canales de información y comunicación digital son los que más apuestan por la prevención. Es decir, se cuidan y están también más satisfechos con las prestaciones que ofrece su seguro.

Así, el 45 por ciento de las personas que manifiestan usar los canales digitales tienden a monitorizar más su salud. Igualmente, el 48 por ciento utiliza aplicaciones de salud para este fin.

Un modelo híbrido de telemedicina y presencialidad

Respecto a este posible futuro de modelo híbrido de telemedicina y presencialidad, los expertos aportaban algunas claves. Así,  insistían en que este nuevo escenario requeriría un cambio de las relaciones entre profesionales y pacientes. De hecho, esta cuestión ha sido igualmente analizada en el estudio.

Según los propios especialistas participantes en la vertiente cualitativa de este estudio (focus group), el paciente sabe cuándo debe ir y cuándo no a una consulta presencial. Pese a ello,  creen que debe ver el valor añadido que le aporta lo remoto, la atención no presencial (telemedicina), para poder elegir adecuadamente. Además, los médicos integrantes del focus group consideran que existe una mayor facilidad en la búsqueda y acceso a la salud gracias a la tecnología y la digitalización. También en su voz en los diferentes canales digitales de comunicación, en lo que se refiere a la prevención, adquiere una especial relevancia.