El 51 por ciento de los españoles, preocupados por las variantes de la COVID-19, según el estudio Essentials de Ipsos. Además, el 60 por ciento de los españoles es pesimista respecto a la vuelta a la normalidad. Otros datos destacados han sido que España es el país europeo más impactado por la pandemia. Así, el 49 por ciento de los españoles afirma haber sufrido consecuencias en términos de salud. El 36 por ciento ha sufrido la pandemia en términos financieros.

Son algunos resultados de una encuesta de Ipsos realizada del 11 al 14 de febrero de 2021 en la plataforma online Global Advisor entre 14.500 adultos de 18-74 años en Canadá y Estados Unidos y 16-74 años en Australia, Brasil, China, Francia, Alemania, Italia, España, India, Japón, México, Rusia, Sudáfrica, Corea del Sur y Reino Unido.

Preocupados por las variantes de la COVID

Respecto a las nuevas cepas, España ha sido el país europeo más preocupado (51 por ciento) y el tercero a nivel mundial, después de Brasil (60) y Sudáfrica (58). La amenaza de las variantes en el efecto de las vacunas preocupa, de media, al 25 por ciento de la población mundial. En España este porcentaje es del 27 por ciento; en Francia, del 26 por ciento; Italia, 25 por ciento, y Reino Unido, 24 por ciento.

Esta percepción de nuevas amenazas queda reflejada a nivel mundial en la intención de vacunarse. Aumenta entre los ciudadanos preocupados por las nuevas cepas (47 por ciento de media) y es menor en quienes no ven estas variantes como una amenaza (media de 34 por ciento).

Respecto al momento de vacunación, un 51 por ciento de los ciudadanos más preocupados se vacunaría de inmediato. Este porcentaje desciende al 40 por ciento de media de aquellos que no se sienten amenazados por las nuevas cepas, según la encuesta.