Durante la IV Jornada Dual Neumológica que la SEMG celebra los días 22 y 23 de abril en Toledo, se ha puesto de manifiesto que actualmente hay un mal abordaje de la EPOC. No obstante, el 75 por ciento de los casos de EPOC con síntomas experimentan alguna agudización en su proceso evolutivo (empeoramiento brusco de su enfermedad de base). Además, el 50 por ciento de los pacientes con esta enfermedad muere aproximadamente en los 3,6 años después de la primera hospitalización.

Así lo ha puesto de manifiesto Ruth Martín, vicepresidenta de la Sociedad Castellano-manchega de Médicos Generales. Según la experta, la causa principal es el tabaquismo. “Cuanto más fume una persona, mayor probabilidad tendrá de desarrollar EPOC”, asegura. Sin embargo, no todos los fumadores desarrollarán la EPOC.  Por ello, otras de las causas de los casos de EPOC son el humo de ‘segunda mano’ (fumadores pasivos), la contaminación ambiental y la exposición en el lugar de trabajo a polvo, humo o gases tóxicos.

Casos de EPOC y asma

El asma, que es otra de las enfermedades que han centrado los contenidos de la IV Jornada Dual Neumológica. No obstante, también puede ser un factor de riesgo en los casos de EPOC. “La combinación de asma y el hábito de fumar aumenta el riesgo de enfermedad pulmonar obstructiva crónica incluso más”, insistía Ruth Martín.

Es por ello que, en este grupo de pacientes respiratorios, es muy importante vacunarse de la gripe todos los años. Incluso con la vacuna contra la neumonía neumocócica regularmente, para reducir el riesgo o prevenir algunas infecciones.

En cuanto a los tratamientos, la mayoría de pacientes tratados con un solo fármaco tienen una alta persistencia de síntomas. Además, y más del 50 por ciento siguen con fatiga a pesar del tratamiento si es con un sólo broncodilatador. Sin embargo actualmente existen inhaladores que llevan tres fármacos en un solo dispositivo. En concreto, dos broncodilatadores más un corticoide, para abrir la vía aérea y reducir la inflamación que tantos síntomas produce.