El 28 de abril se celebra el Día Internacional de Concienciación sobre el Ruido. Uno de los factores que está afectando a la pérdida auditiva de la población. Se calcula que una tercera parte de la población mundial y 3 de cada 4 habitantes de ciudades industrializadas tienen algún grado de pérdida auditiva como consecuencia de la exposición a sonidos de alta intensidad. Es el caso del ruido del tráfico, de los transportes como el avión o el tren. También otras fuentes de ruidos de alta intensidad conciertos o discotecas.

De esta forma, desde la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (SEORL-CCC) se recuerda la importancia de proteger los oídos del ruido diario. O al menos reducir el tiempo de exposición al mismo.

El ruido de los auriculares

En este sentido recalcan también el efecto del ruido en reproductores personales de música con auriculares. Su uso a volúmenes excesivamente elevados también puede dañar la audición. De hecho, está condicionando que la pérdida auditiva aparezca a edades más tempranas. Así, se ha observado que está adelantando la aparición de déficit de audición asociado a la edad unos 20 años.

Por ello, desde la SEORL-CCC se anima a los jóvenes a estar informados y protegerse del ruido. Para ello, pueden hacer uso de aplicaciones móviles con sonómetro. También activar las prestaciones del móvil que protegen y ofrecen seguridad para la salud auditiva. Un estudio reciente publicado en Laryngoscope concluye que las aplicaciones de teléfonos inteligentes que utilizan micrófonos externos calibrados pueden proporcionar mediciones de sonido útiles.

Una fórmula muy práctica para tener en cuenta es la de 60-60. Para prevenir la aparición precoz de la pérdida auditiva los especialistas recomiendan hacer uso de este tipo de aparatos con algunas limitaciones, como no utilizarlos más de 60 minutos (1 hora al día). Tampoco superar el 60 por ciento de su volumen.