El ministro de Ciencia e Innovación, Pedro Duque, ha informado de que el Fondo COVID-19, lanzado por el Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) el pasado 19 de marzo para financiar proyectos de investigación en torno al nuevo coronavirus, ha superado la cifra de los 80 proyectos aprobados. Solo en la última semana se han aprobado más de 60 proyectos, que se suman a otros 18 seleccionados anteriormente.

Duque se ha mostrado convencido de que estos proyectos que se desarrollan en centros de investigación, hospitales y universidades “ayudarán a entender mejor el virus y a enfrentar la enfermedad que provoca” y, de esta manera, a superar esta crisis sanitaria. “Sólo a través de la ciencia encontraremos una solución a la situación”.

Estos nuevos proyectos han recibido en total más de 13 millones de euros, que se suman a los 5 millones destinados a las anteriores investigaciones hasta alcanzar la cifra de los 18 millones de euros. De esta manera, el Fondo COVID-19, que cuenta con un total de 24 millones, ya ha invertido más del 75 por ciento de su presupuesto.

Diferentes ámbitos de investigación

Los más de 60 proyectos aprobados la semana pasada tratan diferentes ámbitos relativos a la investigación del SARS-CoV-2 y la enfermedad COVID-19. De forma global, la suma de los proyectos aprobados permite la configuración de uno de los mayores registros del mundo de pacientes, gracias a la colaboración entre diferentes grupos de investigación y a la suma de sus diferentes perspectivas biológicas y clínicas. Los mismos versan sobre estudios sobre diagnóstico; sobre biología del virus; manifestaciones clínicas y relación con otras enfermedades; fármacos; inmunidad; desarrollo de vacunas o cuestiones novedosas como el impacto en embarazadas.

Sobre estos últimos proyectos, se estudiará el posible impacto de la infección grave en fetos durante el embarazo, realizando un seguimiento ecográfico en mujeres gestantes infectadas, además de tratar de descartar la transmisión vertical de la enfermedad COVID-19 de madre a recién nacidos.

Respecto a otras patologías, se analiza la infección por COVID-19 en pacientes infectados por VIH incluidos en la Red de Investigación del Sida (RIS); también  la infección por SARS-CoV-2 en pacientes con hemoglobinopatías y/o esplenectomizados; en  pacientes con enfermedad inflamatoria intestinal (EII) se estudia  cómo los tratamientos para la EEI pueden afectar al desarrollo de la enfermedad; se realizará un análisis sobre los efectos a corto, medio y largo plazo de la enfermedad cardiovascular en relación con el COVID-19; se investiga en torno a la afectación neurológica que produce el COVID-19; o sobre los efectos de la fibrosis pulmonar residual y la capacidad pulmonar en pacientes curados, entre otros.