El 78 por ciento de las compañías de autocuidado considera que se encuentra en proceso avanzado de digitalización, según los datos del IV Índice de Digitalización del Sector del Autocuidado, a través de una encuesta realizada por la Asociación para el Autocuidado de la Salud (Anefp) a sus empresas asociadas.

No obstante, Jaume Pey, director general de la Anefp, ha señalado como bajo el porcentaje de manuales digitales disponibles para los empleados en este sentido: solo un 29 por ciento cuenta con él; el 37 por ciento “está en ello”, y el 33 por ciento no lo tiene y, por tanto, se trata de un área a mejorar respecto a la percepción que las propias compañías tienen de su posición en la transformación digital.

“Nuestro sector, desde hace muchos años, ha tenido la preocupación de que nuestras empresas se digitalizaran. No es tarea fácil porque somos un sector extraordinariamente regulado”, ha destacado Pey durante la presentación del informe.

Dentro de los objetivos de la estrategia en el uso de herramientas digitales (canales, redes sociales, etc.) para el sector, los más importantes son, en primer lugar, la comunicación y la promoción de la marca, “lo que reconoce el ciudadano son marcas”, apunta el director general de Anefp. Le siguen los nuevos consumidores (que se consiguen a través de la promoción) y la información sobre productos y servicios.

Canales y redes sociales

En cuanto a los canales de comunicación más empleados, en este ámbito de empresas que comercializan productos de autocuidado, el entorno web sigue siendo el de más peso, por encima de las redes sociales (que favorece el tráfico hacia las webs) y del e-mailing.

Respecto a las redes sociales, Facebook es la más utilizada (92 por ciento); seguida de Instagram (63 por ciento), “es la red en auge”; Twitter, con un 51 por ciento de uso por parte de las compañías; y, por último, Youtube (40 por ciento), “con tendencia a la baja”, y Linkedin (33 por ciento).

Perfiles

Sobre los perfiles de las empresas del sector, Jaume Pey subraya que “vamos a las redes sociales con distintos perfiles (de compañías, de actividad o de producto) porque la audiencia de cada cosa es una audiencia totalmente segmentada”. En este aspecto, el 30 por ciento de los encuestados tiene más de 6 perfiles; el 25 por ciento, de 4 a 6; el 40 por ciento, entre 1 y 3, y el 5 por ciento ninguno.

Por su parte, el perfil de los seguidores es activo en un 59 por ciento de los casos, y el resto (42 por ciento) muestra un comportamiento menos participativo.

Apps y venta online

“A nivel de apps, estamos en un nivel bajo”, valora Pey, ya que el 55 por ciento de los encuestados no ha desarrollado ninguna este año; y el 45 por ciento, de 0 a 3.

Por otro lado, solo el 18 por ciento asegura que realiza venta online a las farmacias; el 30 por ciento no se lo plantea; el 37 lo está valorando y el 15 por ciento lo ha desestimado. Pey considera bajo este porcentaje de transacciones y que hay un área de mejora en esta relación con el farmacéutico.

De otra parte, el 65 por ciento de las compañías observan como “muy interesante” la venta online de las farmacias a los ciudadanos; frente a un 24 por ciento que lo ve “complejo y difícil”.

Futuro

Las áreas tecnológicas entonces que más crecerán, según el informe, serán las redes sociales, seguidas de los blogs y foros y del entorno móvil. “Estas redes sociales o las que nazcan van a ser un elemento importatísmo de la estrategia digital de nuestras compañías”, asegura Pey.

Finalmente, se augura que la inversión en recursos digitales será mayor en un 78 por ciento, de acuerdo con los encuestados, de los que solo el 18 por ciento cree que será menor y el 4 que será igual.