La mayor parte de los incidentes por medicamentos detectados en los niños que acudieron a los servicios de urgencias pediátricas se pueden evitar. Esta información es clave ya que una importante proporción de ellos produce daño a los pacientes. Así se desprende de un trabajo publicado en la revista Farmacia Hospitalaria.

El estudio expone los resultados de un trabajo de campo que tuvo lugar entre el 1 marzo y el 30 de junio de 2017. Para ello, analiza 100.000 visitas a urgencias pediátricas de 8 hospitales nacionales. Siete de los mismos eran hospitales generales con atención materno-infantil, con más de 500 camas, y el restante, un hospital monográfico pediátrico.

Entre las principales conclusiones destacan que el 79 por ciento de los incidentes por medicamentos detectados eran evitables.  Asimismo, los incidentes fueron más frecuentes en niños preescolares (entre 1 y 5 años). Estos estuvieron causados fundamentalmente por el grupo de fármacos antiinfecciosos. Es importante resaltar que las intoxicaciones accidentales continúan siendo un problema reincidente en la seguridad en el uso de los medicamentos en los menores de 5 años.

Evitar los incidentes por medicamentos

El trabajo está firmado por las especialistas Beatriz Garrido, Cecilia Martínez, Belén Rodríguez, Maite Pozas, Carmen Solano y Mª José Otero.  Las autoras apuestan por implementar estrategias de prevención de incidentes con medicamentos en la población pediátrica.

Estas deberían orientarse por un lado a los médicos prescriptores. En concreto, reforzando la necesidad de adecuación de la prescripción a las características de los pacientes pediátricos y la adherencia a las GPC. Por otro lado, a los padres o cuidadores, proporcionando información adecuada y fomentando campañas de educación. Las mismas deben insistir en la importancia de los riesgos de la automedicación y en el correcto almacenamiento de los medicamentos en los domicilios.

Beatriz Garrido ha destacado además que, “en general los servicios de urgencias son ’ámbitos clave’ para la detección de incidentes por medicamentos”. Estos permiten recoger incidentes que reflejan la problemática derivada de la utilización de los medicamentos tanto en Atención primaria como en Atención especializada. Con la información recabada, se pueden desarrollar estrategias específicas para prevenir dichos incidentes y mejorar la seguridad de los tratamientos de los pacientes pediátricos.