Según los expertos la infección por Virus Respiratorio Sincitial (VRS) se debería considerar un problema de salud pública. Por ello, podría haberse enclavado dentro del Plan Estratégico Nacional de Infancia y Adolescencia. Así se pone de manifiesto en el informe “Reflexiones sobre el abordaje óptimo del Virus Respiratorio Sincitial”.

Se trata de un documento elaborado por un comité de expertos multidisciplinares. Su objetivo es aportar soluciones al Sistema Nacional de Salud que mejoren la asistencia a las infecciones provocadas por el Virus Respiratorio Sincitial (VRS). No obstante, esta es una de las causas más frecuentes de hospitalización pediátrica a nivel mundial.

En su presentación ha participado Agustín Rivero, director de BioMad y exdirector general de la Cartera Básica del Sistema Nacional de Salud del Ministerio de Sanidad y coordinador del documento. “Según datos del Sistema Nacional de Salud, el VRS causa el 80 por ciento de los casos de bronquiolitis en bebés menores de un año en España”.

Necesidades en el Virus Respiratorio Sincitial 

En esta misma línea, los expertos han señalado que actualmente la atención de los niños en el pico epidémico por VRS no está adecuadamente cubierta. Especialmente por la enorme sobrecarga asistencial que produce y por la ausencia de tratamientos eficaces.

Por ello, el documento insiste en desarrollar una correcta vigilancia epidemiológica y estrategias de protección de la población pediátrica del VRS. Si no se trabaja en la prevención, las consecuencias a largo plazo pueden extenderse más allá de la infancia y podrían limitar la función pulmonar en adultos jóvenes.

Con respecto al efecto que la pandemia de la COVID-19 ha ejercido sobre el virus respiratorio sincitial, los expertos concuerdan en que todavía es demasiado pronto para conocer su impacto. Sin embargo, tal y como ha señalado el coordinador del informe, Agustín Rivero, “los datos relativos al pasado invierno nos han mostrado un claro desplazamiento del VRS por el SARS-Cov2”. La explicación puede deberse a las estrictas medidas higiénicas y a la reducción de la asistencia a guarderías de la población de riesgo. No obstante, en los últimos meses existe un aumento significativo de los casos de bronquiolitis por VRS. Este es debido a la relajación de medidas higiénicas y la reducción de la incidencia del coronavirus.