Tener acceso a ensayos clínicos confiere varios beneficios a los pacientes con cáncer.  Durante la fase de prueba, pueden acceder antes a terapias innovadoras en lugar de tener que esperar a la autorización y acuerdo de reembolso. Sin embargo, el acceso a estos ensayos oncológicos no es igual para todo el mundo. Dependiendo especialmente de donde se viva.

Este ha sido uno de los debates del Congreso virtual de la Sociedad Europea de Oncología Médica ESMO 2020. En concreto a raíz de un estudio que ha analizado el acceso a estos ensayos en 34 países europeos encontrando importantes diferencias. Los investigadores buscaron, en la base de datos Clinicaltrials.gov, ensayos clínicos de intervención en adultos que hubiesen tenido algún tumor entre 2009 y 2019. Albania tuvo el número más bajo de ensayos clínicos activos en Oncología (0,14 ensayos clínicos por 100.000 habitantes), mientras que Bélgica tuvo el número más alto (11,06 por 100.000 habitantes).

La diferencia en el número de ensayos clínicos por habitante significa que el acceso a ensayos clínicos y medicamentos innovadores simplemente no es posible para los pacientes con cáncer que viven en muchos países menos desarrollados.

Más ensayos oncológicos tempranos

Otros resultados mostraron que el número total de ensayos oncológicos realizados en los países europeos aumentó en un 33 por ciento entre 2010 y 2018. Este aumento fue más pronunciado en los ensayos de fase temprana. En concreto, se produjo un aumento del 61 por ciento en los ensayos de fase I-II. Por otra parte, e en los ensayos de fase tardía, es de decir, II-III fue del 7 por ciento.

A este respecto se pronunciaba Thomas Cerny, profesor de Oncología Médica en la Universidad de Berna, Suiza. “Un mayor número de ensayos de fase I es una señal de que se está llevando a cabo una investigación más activa en un país en particular. Con la infraestructura adecuada y los incentivos necesarios para realizar dichos ensayos clínicos”.  Sin embargo, la conclusión final del informe es que aún queda mucho por hacer para mejorar el acceso de los pacientes oncológicos a ensayos clínicos en diferentes países.