"El acompañamiento es el mejor fármaco para pacientes en soledad”. Esta fue una de las ideas fuerza en la segunda mesa redonda “Por una vida no determinada”, del seminario de periodistas  "Diálogos MSD Inventing for Life: Determinantes sociales en salud”.

En el encuentro, organizado por MSD España junto con la Fundación Gaspar Casal y celebrado recientemente en Toledo, se debatió la brecha entre los condicionantes sociales y la salud.

En esta mesa, en la que se abordaron los DSS desde la perspectiva del paciente, se contó con la participación de Belén Fernández, responsable del Observatorio de la AECC, y Manuel Arellano, vicepresidente de la Plataforma de Organizaciones de Pacientes, y estuvo moderada por Cristina Nadal, directora ejecutiva de Policy de MSD España.

Nadal explicó que como empresa biomédica creen que es importante trasladar la idea  de que las desigualdades en salud son evitables si colaboramos y trabajamos juntos para lograr una salud no determinada.

Cristina Nadal, directora Ejecutiva de Policy de MSD España

Cristina Nadal, directora Ejecutiva de Policy de MSD España.

“Estamos convencidos de que este es un objetivo conjunto y compartido por todos: alcanzar una mayor igualdad en el acceso a la salud de las personas”, sentenció Nadal.

Cánceres

Belén Fernández reconoció que el tabaquismo y la obesidad son dos de los factores determinantes de salud que más cánceres mortales producen. “La falta de información es, en todos los niveles sociales, un problema para que calen los buenos hábitos o las medidas de prevención”, subrayó.

La responsable del Observatorio de la AECC explicó que en el caso de los pacientes con cáncer, “las personas socialmente más vulnerables tienen una mayor probabilidad de ser diagnosticadas en etapas más tardías de la dolencia, ya que no cuentan con información sobre los factores de riesgo y no participan en los programas de cribado”.

Belén Fernández también dejó claro que en los pacientes de cáncer “las diferencias de género se dan; las mujeres lo tienen más complicado, así como los autónomos a la hora de acceder a las bajas laborales”.

Cribados

En el derecho a intervenir en los cribados no hay grandes inequidades territoriales. Pero sí hay factores que inciden en la participación.  “El nivel cultural, pertenecer a una etnia determinada o el medio económico, puede hacer que acuda o no al programa”.

“Además, tienen mayores dificultades para hacer frente a los costes directos e indirectos derivados de los tratamientos y de llegar a la fase final de la enfermedad sin la oportunidad de tener acceso a cuidados paliativos integrales y de calidad”.

Belén Fernández, responsable del Observatorio de la AECC

Belén Fernández, responsable del Observatorio de la AECC.

Consideró que hay que poner datos y realidades de los pacientes en situación de vulnerabilidad “para que sean atendidos y cubrir la toxicidad financiera que provoca el cáncer y ayudar a los pacientes con dificultades que son numerosos”.

La autora del “Informe 2022 de Inequidad frente al cáncer” se refirió a una de los factores más agravantes: la soledad. “Uno de los más duros. Por eso, el Observatorio está trabajando no solo con pacientes, sino también con familiares y expertos en un informe sobre la soledad”, explicó.

Pacientes

“Hay que hablar más de salud que de enfermedad y tenemos que conseguir que el paciente sea más participativo con ella”, señaló Manuel Arellano, vicepresidente de la Plataforma de Organizaciones de Pacientes (POP).

A juicio de Arellano, la información no ha calado aún en la población general y este enfoque sigue sin aplicarse en las políticas sanitarias, o en cualesquiera de los ámbitos de salud.

En esta línea, insistió en que “las organizaciones de pacientes desempeñan un papel fundamental como transmisores de información para los propios pacientes y su entorno más cercano, y por ello se las debe de tener en cuenta y entender como interlocutores clave en esta transformación”.

Manuel Arellano, vicepresidente de la Plataforma de Organizaciones de Pacientes de España

Manuel Arellano, vicepresidente de la Plataforma de Organizaciones de Pacientes de España.

Arellano advirtió “que no podemos olvidarnos de las personas y sus condiciones de vida”. Por ello apostó por el concepto One Healh, la asistencia a la salud en su conjunto.

“El 4 % de la población en el Estado vive en la pobreza farmacéutica, ya que no pueden adquirir los medicamentos. ¡Qué prefieren estar enfermos o muertes!”, ironizó el vicepresidente de la POP.

Equidad 

Abogó por la formación de pacientes y profesionales en los DSS, al tiempo que incluirlos en la historia clínica. “Asimismo, hay que implementar políticas para que las desigualdades no se produzcan. Y exigir que haya una ley de Equidad y Cohesión”.

Hizo suya máxima de la OMS de que “todos los ministros son ministros de Salud”, apuntada por la secretaria de Estado de Sanidad, Silvia Calzón, en la inauguración del seminario.

“Hay que incluir el concepto de Salud en todas las políticas y conseguir un pacto para la salud, un pacto por la cronicidad en la que estén representados los pacientes”, dijo, al tiempo que apostilló que  “a los pacientes hay que informarlos y formarlos y meterle en la cadena de decisiones compartidas”.