Los trabajadores en aislamiento por coronavirus se consideran en situación de incapacidad temporal -baja laboral- por enfermedad común, si cumplen los demás requisitos y conforme al régimen de la Seguridad Social, según el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones en una nota que recoge los criterios ante los aislamientos de trabajadores por el coronavirus.

Los periodos de aislamiento preventivo a que se vean sometidos los trabajadores como consecuencia del virus serán considerados “como situación de incapacidad temporal derivada de enfermedad común”.

La prestación económica por incapacidad temporal consiste en un subsidio diario calculado en función de la base reguladora y el origen de la incapacidad, que en el caso de enfermedad común consiste en el 60 por ciento de la base reguladora a abonar entre el cuarto y el vigésimo día, y el 75 por ciento a partir del vigésimo primero.

En los casos de enfermedad común o de accidente no laboral, el abono del subsidio se distribuye entre el día cuarto al decimoquinto de baja en el trabajo, ambos inclusive, por parte del empresario, y a partir del decimosexto día de baja, la responsabilidad del pago corresponde al Instituto Nacional de la Seguridad Social o la mutua colaboradora con la Seguridad Social, en su caso.

Actualmente, hay 32 casos confirmados del nuevo coronavirus en España, incluidos los dos que ya fueron dados de alta. En concreto, hay cinco casos en Madrid, ocho en la Comunidad Valenciana, seis en Canarias, tres en Cataluña, uno en Baleares, seis en Andalucía, uno en Aragón y dos en Castilla y León.