La dosis de insulina glargina sin insulinización previa puede empezarse con una de 10 UI una vez al día y luego ir ajustando dosis según las glucemias.

Si el paciente utilizaba previamente dos dosis de NPH se puede disminuir la dosis de glargina entre un 20-30% de la dosis total de NPH. Si previamente utilizaba una sola dosis de NPH, puede mantenerse la misma dosis.

De hecho, la dosis tiene que ser individualizada hasta conseguir estabilizar los niveles de glucemia basal. Tras la dosis inicial, se va subiendo 2 UI / día de manera semanal hasta conseguir estabilizar esos niveles de glucemia.

En niños menores de 2 años, la eficacia/seguridad no está demostrada, solo se debe administrar bajo supervisión médica (dosis 100 U/ml) o niños < 6 años (dosis de 300 U/ml).

La dosis de 300 UI/ml se puede utilizar en adolescentes y niños a partir de 6 años. Posible requerimiento de menor dosis con IH, IR y en ancianos.

Seguimiento

Si el control no es óptimo o hay tendencia a episodios hiper o hipoglucémicos, antes de ajustar dosis hay que revisar grado de cumplimiento del paciente, punto y técnica de inyección.

Hay que ajustar la dosis si cambia concentración, fabricante, tipo, origen y/o método de fabricación, estilo de vida, peso, horario etc. y para corregir tendencia a hiper o hipoglucemia por formación de anticuerpos antiinsulina.

Dosis máxima

La dosis máxima de la insulina glargina es la que permite alcanzar los objetivos (70-130 mg/dl). En líneas generales, no es conveniente superar la dosis de 80 UI /día.

Aumentar insulina NPH a 2 veces al día. En este caso se calcula 0.5 U por kilo de peso y se divide en 2/3 en la mañana y 1/3 en la tarde. Por ejemplo, en un paciente de 60 kg, se debe indicar una dosis diaria de 30 U, la cual se dividirá en 20 U en la mañana y 10 U en la noche.

Glucemia en ayunas

La dosis basal de insulina intermedia o prolongada variará teniendo en cuenta la glucemia en ayunas. Se iniciará el tratamiento con 10 Unidades o 0,2 UI/kg/día. Se aumentará 2 Ul cada 3 días (4 Ul si los valores glucemia > 180 mg/dl), hasta conseguir que la glucemia alcance el objetivo < 130 mg/dl. No hay que olvidar que se ajustará la dosis del medicamento con las pautas dietéticas y ejercicio físico.

La insulina glargina es una insulina casi plana, sin grandes picos. El inicio del efecto de la insulina glargina es a las 1,5 horas con pico plano y efecto máximo a las 5 horas. Se alcanzan los niveles de estado estacionario 2-4 días después de la primera dosis.

Para la elaboración de este artículo se ha contado con la colaboración de los doctores especialistas en Atención Primaria José Antonio Ferrandez Navarro, Janet Kopke Martin y Jaume Almendro Nogueres, del Centro de Salud Florida, en Alicante; los médicos de Familia Alfredo Pérez Cortada, Edith García Wong y Manuel Gallud Gilabert; Francisco Martín Ros, Ildefonso López Anchez y Tomas Soler López, de Albacete; Oscar de Pablos Carballal, Fernando Hernández Menarguez y Emilio Ángel Macanás Pérez, de Murcia; los médicos de Atención Primaria Emil Slavchev Angelov,  Vladimir Herrero Tarruella y Antonio Mut Martí, y Alicia Barriocanal González, Raynel Manuel Castillo Santana, Julián Deblas Castellanos y Juan Luis Muñoz Mata, de Ciudad Real.