Una de las quejas más comunes de la población, en cuanto a los estudios sobre alimentación, es que estos suelen ser muy variables a lo largo del tiempo. Sin embargo, desde la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC) se ha emitido un comunicado en el que informan de manera contundente de que, de acuerdo con la mayoría de los estudios científicos independientes, hoy en día se puede asegurar con rotundidad que el alcohol no forma parte de una alimentación saludable.

En especial destacan que el alcohol, incluso en pequeñas cantidades, aumenta el riesgo de padecer algunos de los cánceres más frecuentes en la población general como colon, esófago o mama. Sin embargo, también se recuerda que existen trabajos que afirman que esas mismas cantidades puedan reducir el riesgo de infarto o diabetes.

Para comprender la complejidad de la relación entre alcohol y enfermedad, desde la semFYC aportan que los supuestos efectos beneficiosos enfatizados por algunos sectores de la sociedad se referían a determinados biomarcadores que,  en realidad, “no dejan de ser más que variables intermedias sin relación con la mortalidad global. Esos estudios ocultan el efecto cancerígeno del principal metabolito del alcohol, el acetaldehído, que sí tiene relación demostrada en la aparición de diversos tipos de cáncer”, según Rodrigo Córdoba García, coordinador del Grupo de Educación Sanitaria del Programa de Actividades Preventivas y de Promoción de la Salud de la semFYC.

Datos a tener en cuenta

Más allá de estas conclusiones generales, la semFYC repasa algunos de los datos y estudios más definitivos. Así, un metanálisis de la revista Nature publicado en el año 2014 estima que el riesgo de cáncer digestivo asociado al consumo de alcohol aumenta entre un 10 y un 30 por ciento por cada dos unidades de alcohol consumidas por día. El riesgo de cáncer de esófago se incrementa en un 26 por ciento con dosis inferiores a 12,5 g/día, y en un 79 por ciento con dosis entre 12,6 y 49,9 g/día. A partir de 15-30 g/día el riesgo de cáncer de hígado y de colon se incrementa en un 16 por ciento. Consumos inferiores a 25 g/día se han asociado al incremento del riesgo de cáncer de mama

Asimismo, en el Estudio EPIC (estudio prospectivo Europeo sobre dieta, cáncer y salud) se observó que el 10 por ciento de los cánceres en el varón y el 3 por ciento en la mujer están relacionados de forma significativa con el alcohol.

Por último, recuerdan que la International Agency for Cancer Research (IARC) afirma que el alcohol es un carcinógeno del Grupo A para el cual “no existe un nivel seguro de exposición”.