El último reporte epidemiológico sobre sarampión disponible en la página oficial de la Secretaría de Salud registra 150 casos originarios de la Ciudad de México y el Estado de México, cuyo rango de edad se encuentra entre los 3 meses de edad y los 68 años. Los datos indican que el 80% de los pacientes tienen un antecedente de no vacunación.

Desde que se registró el primer caso de la enfermedad el 22 de febrero de 2020, las entidades más afectadas son Gustavo A. Madero con 67, seguido por Miguel Hidalgo con 17. Mientras que el Estado de México registra 23 casos, seis de ellos ocho se reportan en Ecatepec.

La preocupación que reside hoy en día por el nuevo brote de sarampión es que en este periodo de observación epidemiológica se han registrado más casos que en dos décadas juntas, escenario al que se debe sumar la emergencia sanitaria por COVID-19 que impide a las personas acudir al médico o cuyas consultas recurrentes han sido prorrogadas.

Las complicaciones de esta enfermedad pueden desencadenar una neumonía, encefalitis hasta la muerte, siendo los más vulnerables los niños menores de 5 años, mujeres embarazadas y adultos mayores, sobre todo si no tienen registro de vacunación previa.

Se supone que el surgimiento de este brote fue por vía de importación, como ha sucedido en los últimos 20 años.

La Organización Mundial de la Salud se encuentra preocupada por el nuevo brote, ya que en varios países de Latinoamérica se prospectaba la eliminación de esta enfermedad mediante la vacunación, por lo cual deben reforzarse las campañas de vacunación en toda la región.