La fórmula establecida para calcular la dosis de cobertura de carbohidratos está relacionada con la equivalencia entre insulina y carbohidratos, que establece la cantidad de carbohidratos que cubre una unidad de insulina.

Aproximadamente, el 40-50% de la dosis de insulina diaria sirve para reemplazar la que falta por la noche, durante el ayuno y en las comidas. Este reemplazo es lo que se denomina la insulina de fondo basal y generalmente es constante día a día. El 50% restante es para la cobertura de carbohidratos y la corrección del azúcar alto en sangre.

La dosis de bolo para la cobertura de alimento es la relación de insulina a carbohidratos que representa los gramos de hidrato de carbono que están cubiertos o se desechan por cada unidad de insulina.

Una unidad de insulina de acción rápida desechará 12-15 gramos de carbohidratos, puede variar, dependiendo de la sensibilidad de un individuo a la insulina, y esta puede ser distinta en función de la hora del día y de la persona, y se ve afectada por la actividad.

Fórmulas empleadas

Para realizar este cálculo, se emplea una formula muy sencilla; la dosis de insulina es igual a los gramos de carbohidratos de la comida dividido por los gramos descartados por unidad de insulina.

Al calcular una dosis de corrección de azúcar alta en sangre lo primero que hay que hacer es conocer el factor de sensibilidad o de corrección del paciente. Este viene marcado por la cantidad de azúcar en sangre que le bajará 1U de insulina rápida. De modo general, si se desconoce, se puede presuponer que 1U reducirá 50 mg de glucemia, si bien lo adecuado en utilizar fórmulas validadas.

Objetivos marcados

También se debe marcar un objetivo de glucemia preprandial. Se calcula la diferencia entre este objetivo y la glucemia real. Por ejemplo, si el objetivo es 110 y la glucemia real es 260, habría 150 mg/dl de diferencia. Para calcular la dosis de corrección se divide la diferencia entre glucemia objetivo y glucemia real entre el factor de sensibilidad. En el ejemplo es 150/50 = 3U de insulina rápida.

Para obtener la dosis de insulina total a la hora de la comida es necesario sumar la dosis de insulina a carbohidratos más la dosis de insulina de corrección de azúcar alta en sangre.

Ejemplos

A modo de ejemplo se puede ver que si la dosis de cobertura de carbohidratos es de 4 unidades de insulina de acción rápida y la dosis de corrección de azúcar alta en sangre es de 2 unidades de insulina de acción rápida, se suman las dos para calcular la dosis total para la comida y la dosis total de insulina para el almuerzo es 6 unidades de insulina de acción rápida.

Hay que tener en cuenta que las fórmulas son adecuadas para iniciar tratamiento, si bien las necesidades de insulina son muy variables entre personas, por lo cual habrá que ajustar según glucemias. Por eso, hay que ver en qué escenario se encuentra la persona con diabetes e individualizar las pautas.

Para la elaboración de este artículo se ha contado con la colaboración de los doctores Luz María Santos Francisco, Patricia Pilar Romero González, Federico García de Andrés y Antonio Sebastián Goya Toledo, de Santa Cruz de Tenerife; Pablo Repetto Otaolaaurruchi, Ramón Victoriano Ruiz Sales, Josep María Farre Marimon y Manolo Carasol Ferrer, de Tarragona; las endocrinólogos Mar Hernando López, del Hospital HM Torrelodones, y Ainhoa Abad López, Mercedes Mieigo Carrizo y María Santiago Acero, del Hospital de la Zarzuela Madrid; Rosa Mª Burgo López, del Hospital Monforte y Cristina Gil Mouce, del Hospital HULA, y el internista José López Castro, del Hospital Monforte, ambos en Lugo, y Raquel Saez Moreno, Josep Ignasi Gelabert Vea y Carlos García Palomar, del Centro de Salud Borriol.